• El último acuerdo -febrero 2013- entre la operadora británica y los sindicatos incluye la posibilidad de otro ERE en 2014 si llevaba a cabo una operación corporativa.
  • A pesar de ello, el Ceo de Vodafone, Vittorio Colao se compromete a no hacer ajustes traumáticos.
  • Es decir, en principio no habrá despidos masivos ni cambios en la dirección: Román y Coimbra siguen en sus puestos.
  • Asimismo, la Ceo de ONO, Rosalía Portela, tendrá un papel relevante en el proceso de integración.
  • La plantilla de Vodafone ronda los 4.000 empleados mientras que la de ONO es de unos 2.700 trabajadores.
  • Y las primeras ofertas convergentes (cuádruple play) no serán posibles antes de fin de año.

El próximo miércoles 23 de julio se hará efectiva la compra de ONO por Vodafone. Con vistas a esa fecha, el consejero delegado de la operadora británica, Vittorio Colao (en la imagen) se ha comprometido a no hacer ajustes traumáticos. En otras palabras, no habrá despidos masivos ni cambios en la dirección.

Lo cierto es que la plantilla de Vodafone anda un tanto nerviosa estos días. Y razón tiene para ello. El último acuerdo entre la operadora británica y los sindicatos -de febrero de 2013- firmado con ocasión del ERE que afectó a unos 750 empleados, incluyó un cambio de última hora por el que Vodafone puede hacer otro expediente de regulación de empleo durante 2014-2015 si realiza una operación corporativa, según publicó en su día Vozpopuli. En la actualidad, la plantilla de esta operadora ronda los 4.000 empleados.

No ocurre lo mismo en ONO, una empresa más joven y con una plantilla muy ajustada, sobre todo después del expediente de regulación de empleo que llevó a cabo en 2008 y que afectó a 1.300 de sus 4.300 empleados. Actualmente, ONO cuenta con unos 2.700 empleados.

En cualquier caso, y en vistas a la firma del próximo día 23, Colao se ha comprometido a no hacer ajustes traumáticos. En otras palabras: no habrá despidos masivos ni cambios en la dirección. Primera consecuencia: Francisco Román y Antonio Coimbra seguirán como presidente y consejero delegado de Vodafone España respectivamente.

Por su parte, la consejera delegada de ONO, Rosalía Portela, tendrá un papel relevante en el proceso de integración.

Por cierto, las primeras ofertas convergentes (cuádruple play: Internet, fijo, móvil y TV) no se lanzarán al mercado durante lo que queda de 2014. El proceso de integración no permitirá ofrecer, en principio, servicios conjuntos a los clientes hasta el año que viene. Ya veremos.

Pablo Ferrer

[email protected]