• La Caixa lo tiene claro: el problema de nuestra economía no son los inmuebles sino la falta de liquidez. 
  • Isidro Fainé. El reformador bancario que no le ha costado nada al contribuyente.
  • El único que, además, mantiene el espíritu de las cajas de ahorros, pues La Caixa sigue siendo el principal accionista y sigue haciendo OBS.
  • Y uno de los pocos que no renuncia a la banca personal, que no es banca para ricos, sino verle la cara al cliente. A Fainé no le gusta la banca telemática.
  • Su segundo, Juan María Nin, recuerda: "España necesita la manguera" del BCE.
  • Lamentable silencio sobre Repsol a pesar de que se trata del primer accionista.

El primer ejecutivo, Juan María Nin, de Caixabank cifra en 57.000 millones de euros, los saneamientos del Decretazo de Guindos, es decir, de la norma de febrero por la que el ministro de Economía, Luis de Guindos, para sanear la cartera inmobiliaria de los bancos.

Su presidente, Isidro Fainé (en la imagen) insiste: "Ningún país ha realizado ese saneamiento" hipotecario y "aquí es como si no pasara nada".

Además, su segundo, Juan María Nin, recuerda que el problema hipotecario ya está en curso y ha dejado de ser problema. El verdadero problema, insiste, es la liquidez: "España necesita la manguera". La manguera del Banco Central Europeo (BCE), claro está, porque el problema de la economía española, de los bancos españoles, de las empresas españolas, de las familias españolas, es que no ahorran y necesitan el ahorro externo. En un mundo donde imperan la especulación financiera no necesito recordar lo importante que es eso. Conclusión: Caixabank tiene obsesión por la liquidez.

Por lo demás, Caixabank (denominación que revela una extrañísima conjunción de inglés y catalán) es hoy lo más parecido a una caja de ahorros, o al menos la que más mantiene su espíritu. Mantiene la obra benéfico social (OBS), mantiene a La Caixa como primer accionista de la sociedad anónima Caixabank e incluso mantiene el gusto por la banca personal, es decir, presencial, que no todo puede ser telemático.

Una queja sobre esta Junta General de Accionistas de Caixabank: el silencio del presidente y Ceo, Isidro Fainé y Juan María Nin, sobre Repsol y el 'cristinazo', tirando a cleptómano, de la presidenta argentina. Sobre todo si uno es el primer accionista y acaba de sufrir un expolio que afecta a casi la mitad de las reservas argentinas.

Eulogio López

[email protected]