• El Gobierno venezolano cierra durante 72 horas las tiendas de Zara porque los precios son caros.
  • Aunque mucho más dura fue la devaluación del bolívar.
  • Y con Evo Morales, las cosas marchan de mal en peor. Ninguna empresa española expropiada piensa en recibir nada a cambio. Y en Repsol se temen lo peor.
  • Las relaciones con la Argentina de Cristina Fernández siguen siendo malas y se teme el efecto Correa.

Hispanoamérica se burla de la madre patria. Ahora, el Gobierno fantasma de Venezuela ha decidido cerrar las tiendas de Zara del grupo español Inditex (22 en todo el país, 9 de Zara) porque vende muy caro. Lo dice un país donde existen periodos de desabastecimiento de productos de primera necesidad.

Recordemos que ese el mismo régimen bolivariano que obligó al Santander a marcharse y Botín entregó la entidad al Gobierno) y al BBVA le amenazó con nacionalizarle.

Claro que puestos a consolarse lo de Inditex es muy poca cosa. Pero ha sido la devaluación del bolívar en un 35% lo que ha supuesto pérdidas millonarias a Telefónica o Repsol.

Y es que en Hispanoamérica burlarse de España se ha convertido en moda. En Bolivia, ninguna de las seis empresas españolas afectadas por las expropiaciones de Evo Morales (en la imagen) espera recuperar un euro, mientras las relaciones con Argentina siguen igual de mal tras la expropiación-robo de YPF a Repsol. Petrolera española, que, por cierto, es la empresa con mayor presencia y proyectos en Venezuela.

Y se teme, y mucho, la reacción de Rafael Correa, ahora triunfador electoral y camino de la teocracia. La inversión española en la zona corre peligro.

El caso es que España es el primer inversor en la zona... y nadie sabe cómo desmontar el tinglado.

Y en el entretanto, el Gobierno Rajoy trata de seguir templando gaitas.

Eulogio López

[email protected]