Tras YPF en Argentina, REE en Bolivia e Iberdrola en Guatemala, ahora le toca el turno a Gas Natural Fenosa en Panamá

Parece que los gobiernos hispanoamericanos le están cogiendo el gusto a esto de sancionar –o directamente expropiar- a las empresas españolas que operan en sus países. Concretamente, a las compañías de sectores regulados como, por ejemplo, el eléctrico.

Ahora le ha tocado a Gas Natural Fenosa en Panamá. Según una resolución del regulador panameño de servicios públicos (ASEP), la eléctrica incumplió con el plazo mínimo para la compra de energía y disponibilidad de la misma para abastecer a sus clientes durante los años 2005 y 2006. Por eso, ASEP ha impuesto una multa de 1 millón de dólares (unos 806.000 euros) a la compañía.

Por su  parte, el importe de la sanción deberá revertir en lso clientes de la empresa, dentro de su área de concesión, esto es, de la ciudad de Panamá y hasta la provincia de Veraguas.

Pablo Ferrer
[email protected]