• Es cierto: hay más confianza en España, pero lo estamos haciendo compatible con el 27% de paro.
  • Este viernes, la prima de riesgo se ha situado en los 276 puntos básicos y la rentabilidad del bono a diez años en el 3,95%, el nivel más bajo desde octubre de 2010.
  • Hace sólo siete meses, Rajoy supeditó la petición de rescate a la bajada de la prima hasta los 200 puntos básicos.
  • En el fondo, el Gobierno está llevando a cabo una política económica para rentistas y no para empresarios ni familias.

La política económica del Gobierno ha logrado que vuelva la confianza sobre España. Confianza que se concreta en la prima de riesgo -ya saben, el diferencial entre el bono español y el alemán-, que ha mantenido una tendencia bajista desde el fatídico mes de julio de 2012, cuando alcanzó los 639 puntos básicos, y el Reino de España tenía que pagar un interés superior al 7% por sus bonos a diez años.

Este viernes, la prima se ha situado en los 276 puntos básicos y la rentabilidad del bono a diez años en el 3,9%, el nivel más bajo.

Y sí, la política económica de Mariano Rajoy (en la imagen) ha logrado que los inversores vuelvan a confiar en nuestro país, aunque el éxito es relativo ya que no ha sido únicamente gracias a su labor. En cualquier caso, la bajada de la prima contrasta con la subida imparable del desempleo, el gran fracaso de la política económica de Rajoy.

Para que nos entendamos: el Ejecutivo está llevando a cabo una política económica para rentistas, y no para empresarios ni familias. Esto nos lleva al espejismo del análisis de la economía actual, esto es, la economía va bien pero las economías particulares van mal. Hace cincuenta años esto no era así. Si la economía iba bien, las economías particulares también. Ahora, la bola de especulación financiera ha dado ha cambiado radicalmente la situación. Y así nos va.

Pablo Ferrer

[email protected]