Como consecuencia de las aportaciones del Almacenamiento Subterráneo Gaviota y la planta de regasificación de AltamiraEnagás obtuvo un beneficio neto de 185,5 millones de euros en el primer semestre de 2012, en línea con el objetivo de crecimiento plano previsto para el ejercicio. Este resultado es un 7% superior a los 173,4 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior, como consecuencia de las aportaciones del Almacenamiento Subterráneo Gaviota y la planta de regasificación de Altamira, no contempladas en el primer semestre de 2011.

En medio del páramo económico en el que nos encontramos, que empresas españolas tan importantes tengan buenos resultados siempre es un balón de oxígeno...

Según la compañía, en el segundo semestre el beneficio neto previsiblemente se compensará, y al finalizar 2012 el resultado será similar al obtenido en el ejercicio anterior.

Los gastos operativos, en términos homogéneos, crecieron sólo un 2,7% con respecto al mismo periodo de 2011, lo que demuestra el importante esfuerzo en el control de costes operativos y financieros que la compañía continúa realizando.

Al finalizar el primer semestre de 2012, Enagás contaba con una disponibilidad financiera por un importe total de 2.789 millones de euros y el 83% de la deuda era a tipo fijo.

En el primer semestre del año, la compañía invirtió 274,1 millones de euros, lo que supone un 50% del objetivo anual previsto. También puso en explotación activos por valor de 177,5 millones de euros. Con la puesta en marcha del Almacenamiento Subterráneo Yela y los gasoductos Yela-Villar de Arnedo y Martorell-Hostalric en septiembre, se habrá cumplido el 85% del objetivo de activos puestos en explotación previsto para 2012.

La empresa explica que estas cifras se encuentran en línea con las previsiones para el ejercicio, en las que ya se ha incorporado lo establecido en el Real Decreto Ley 13/2012, de 30 de marzo y en la Orden IET 849/2012, de 26 de abril.

La demanda de gas natural transportada en el Sistema Gasista español en el primer semestre de 2012 ascendió a 222.422 GWh, un 2,1% superior a la del mismo periodo del ejercicio anterior.

Además, en los seis primeros meses del año, la demanda convencional —consumo doméstico-comercial, industrial y cogeneración— creció un 7,2% hasta alcanzar los 148.347 GWh. El mes de febrero registró la mayor demanda convencional de gas natural de la historia con 30.730 GWh.  

La previsión de la empresa es finalizar 2012 con un crecimiento de la demanda total transportada de en torno a un 3,5% y con un incremento de la demanda convencional del 6%.  

Andrés Velázquez
[email protected]