Es una paisana mía, asturiana, de nombre Lara Alcázar. Estudiante universitaria de 21 años y líder del movimiento Femen, una mariachi feminista internacional que se dedica, mayormente, a mostrar las domingas a todo aquel que se prive, especialmente en actos cristianos, más que nada por molestar. Pero Lara parece en portada del gratuito 20 Minutos, siempre atento a las revoluciones nobles, con un mensaje formidable: "Lo importante no son nuestros pechos, es el mensaje de lucha". ¿Comprenden Porque claro, uno, en su ignorancia y mala fe, se pregunta: "Si los pechos no importan, ¿por qué los exhiben Está claro que no profundizo lo suficiente.

Se me podría responder que los muestran a modo de pizarra donde escribir... el mensaje. En este caso, Lara, lleva impreso con rotulado grueso: "The time is now". ¡Acabáramos! Eso sí es un mensaje como la copa de un pino.

Pero 20 Minutos, sin que se le escape la risa, sí ha profundizado en la materia ¡Pues bueno es 20 Minutos! Por eso, quizás porque el mensaje ha quedado menos claro que los pechos, el insigne periódico da un paso más. Y es que si el mensaje no está claro, las domingas de Lara sí están clarísimas, nítidas y su expresión y la de sus compañeros es de una concentración casi mística en la tarea reivindicativa.

Pues eso, que digo que el cronista -lo que ha tenido que estudiar este hombre para hablar con Lara- le pregunta por su filosofía cosmovisional. Y ahí es donde Lara se lanza en plancha: "Luchamos contra la religión y la Iglesia, la dictadura y la industria del sexo". No se puede decir más en menos. Lucha contra la religión pero, pasando de lo general a lo particular, contra la Iglesia, es decir, contra la Iglesia católica, por si no lo habían cogido. También con la dictadura. No nos explica cuál de ellas pero seguramente se refiere a la dictadura de los curas. Finalmente, lucha contra la industria del sexo. Prudente precisión, porque utilizan el sexo contra la industria del sexo, lo que supone una recontraenjundia de alto nivel académico.

Oye Lara, paisana mía, ricura; lo que a ti te pasa es que eres un poco cochina y que tienes más en las catalinas que en la cabeza. Y con tu moviditas, el movimiento Femen lo que está consiguiendo es fomentar el machismo, porque nadie, en su sano juicio, ni varón ni mujer, dejará de considerar que algo falla en el sexo femenino cuando existen universitarias como tú.

Y el periódico que te acoge y mientras te exhibe se contiene la risa, le importa una higa tu mensaje pero le viene bien para despertar la atención del lector -con tus protuberancias, no con tus ideas- al tiempo que aprovecha para darle una toba a los curas. Luego veremos al señor director del medio, Arsenio Escolar, bramar contra la corrupción de los ricos, la hipocresía del PP.

Lara, bonita, vete a hablar con tu abuela. Aunque lo tuyo es más perdonable que la hipocresía de 20 Minutos, para convertir la impudicia adolescente en instrumento de justicia social.

Eulogio López

[email protected]