• Estará en Tarragona, a 100 kilómetros de la Sagrada Familia, pero la marca Barcelona vende más.
  • Enrique Bañuelos, el quebrado de Astroc, invertirá 2.000 millones de euros. El resto, los otros 4.000 millones de euros, serán aportados por los propios operadores de las seis áreas geográficas.
  • Bañuelos atraerá inversores de los países donde ahora opera -y no le va nada mal-: Rusia, India y Brasil.
  • La Costa Dorada se convertirá en el primer destino turístico de España.
  • Es la respuesta de la Generalitat al plante de Adelson a Cataluña.
  • Curiosamente, Bañuelos le dejó un pufo al Banco Sabadell, el favorito de la Generalitat.

Artur Mas, presidente de la Generalitat, está feliz. Perdió su batalla por Eurovegas con Madrid, pero ha conseguido sacarse la espina: ha nacido, o ha sido proyectado, Barcelona World, un macroproyecto de ocio que está situado en Tarragona, pero que llevará el nombre de Barcelona World porque la ciudad condal es marca más acreditada que la provincia sureña de la comunidad. Además, recuerden: Disneyworld.

Vamos con los datos:

La Caixa y Veremonte (Enrique Bañuelos) impulsarán un proyecto que supondrá invertir 4.700 millones y crear 40.000 empleos junto a Port Aventura.

En medio de rumores sobre en qué parte de Madrid se ubicará finalmente Eurovegas -de hecho, en un comunicado a la CNMV, Metrovacesa confirmaba hoy que es "propietario de terrenos" en la zona de Alcorcón donde se rumorea que podría ubicarse- el Gobierno autonómico catalán contraatacaba con otro 'notición': la región catalana albergará 'Barcelona World', un gran macroproyecto formado por seis complejos turísticos inspirados en partes del mundo y que requerirá una inversión de más de 4.700 millones de euros.

Según el consejero de Economía catalán, Andreu Mas-Colell, su región renuncia a albergar Eurovegas, entre otras cosas porque la inversión de Barcelona World es "muy diferente" de Eurovegas, empezando por el hecho de que el grupo inversor Las Vegas Sands "es un operador de la industria del juego", a diferencia de los promotores de la iniciativa que se instalará en Cataluña. No obstante, Barcelona World prevé albergar hasta seis casinos, así que no se sabe muy bien a qué tipo de juego se refiere Mas-Colell...

El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder, ha señalado que "no nos preocupa la competencia que pueda plantear otro proyecto", y "quizá debe preocuparse otro proyecto por la competencia que estamos planteando".

El proyecto catalán -que recreará Europa, Estados Unidos, China, Brasil, Rusia e India- estará ubicado junto a Port Aventura, en los actuales terrenos de Mediterranean Beach and Golf -sociedad del parque temático de La Caixa-, pretende captar 10 millones de visitantes al año de ocio familiar, y dar empleo a 20.000 personas de forma directa y otras 20.000 de forma indirecta.

Está previsto que entre en funcionamiento en 2016, y cada complejo tendrá hotel -en total sumarán 12.000 habitaciones, unas 2.000 en cada hotel-, restaurantes, comercios, teatro, centro de convenciones, casino, oficinas.

Los impulsores de la iniciativa, junto a la Generalitat, son La Caixa y Veremonte, este último el vehículo inversor del empresario inmobiliario Enrique Bañuelos, quien fundase Astroc, una inmobiliaria que reinó durante el boom inmobiliario y quebró tras el estallido de la burbuja arrastrando a miles de accionistas...

Lo que está claro es que si el proyecto se lleva a efecto, la costa dorada tarraconense -popularmente reconocida por el municipio turístico de Salou- se convertirá en el complejo de ocio más importante de España.

Lo más importante: La Caixa compró 800 hectáreas para construir Port Aventura. Le quedan libres casi 500, que es donde se instalará Barcelona World. El gran promotor es Enrique Bañuelos (en la imagen) quien se ha comprometido a aportar 2.000 millones de euros. El resto, hasta los 6.000 millones, los aportarán los propios operadores. Bañuelos quebró Astroc cuyas acciones pasaron, en una semana, de 72 a 15 euros. Curiosamente, se ha convertido en el gran promotor de la Generalitat cuando en el caso Astroc dejó en fuera de juego al Sabadell, la entidad más próxima al gobierno autónomo.

En cualquier caso, no es habitual que en España se ofrezca a un empresario una segunda oportunidad.

Miriam Prat

[email protected]