Desciende un 7,2% con respecto a 2009
Las grandes empresas apenas varían. La mayoría estaban dedicadas a la construcción, aunque en la hostelería fue en la actividad en que más aumentó.
Una de las manifestaciones de la actual crisis es el número de empresas que se declaran en concurso de acreedores. El año 2009 fue uno de los más duros ya que las familias en quiebra subieron un 132%, las empresas un 466% y el total de deudores concursados, casi un 80% en relación al 2008.
El año pasado fue algo mejor que 2009 ya que descendió el número de empresas concursadas, según indica el Instituto Nacional de Estadística (INE), en un 7,2%. Sin embargo, un aspecto destacado es que en el 61,8% de los casos, se trataba de empresas con un volumen de negocio inferior a los dos millones de euros anuales, es decir, pequeñas empresas, que han sido las más afectadas, junto a autónomos y pymes de esta crisis.
Por sectores, el mayor número de este tipo de negocios que tuvo que acudir a concurso estaba relacionado con la construcción y la promoción inmobiliaria, además de la industria y el comercio. Pero quien más ha crecido en el pasado año ha sido el sector de la hostelería, que ha aumentado en un 52,9%.
Además, Cataluña ha sido la comunidad autónoma que se ha visto más afectada con 1.353 empresas concursadas y le siguen Madrid (822), la Comunidad Valencia (775) y Andalucía (606), lo que sumadas han supuesto el 61,8% del total de deudores concursados.
Andrés Velázquez
[email protected]