• Tras José María Aznar, que se marchó tras dos legislaturas, Esperanza Aguirre hace lo propio, apenas un año y medio después de lograr una nueva mayoría absoluta en Madrid.
  • El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, asumirá el cargo.
  • El líder de IU en Madrid, Gregorio Gordo, demuestra su mala crianza: según él, últimamente Aguirre "rayaba la histeria".
  • La hasta ahora presidenta de Madrid se marcha sobre todo por razones personales, esto es, su familia y el cáncer que padece desde 2011.

Ciertamente, la dimisión de Esperanza Aguirre como presidenta de la Comunidad de Madrid (en la imagen), ha pillado por sorpresa a propios y extraños. De hecho, la ya expresidenta se ha mostrado orgullosa de que no se haya filtrado la noticia. Y ha sido todavía más sorprendente porque Aguirre ha dimitido sin tener motivos para ello. Es más, en mayo de 2011 logró su tercera mayoría absoluta en la Asamblea de Madrid.

Ignacio González, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, asumirá provisionalmente el cargo dejado por Aguirre, hasta que en la Asamblea se vote su nombramiento.

Entre las primeras reacciones, la del líder de IU en Madrid, Gregorio Gordo. Lamentable. Y es que Gordo ha demostrado su mala crianza al afirmar que Aguirre, últimamente, "rayaba la histeria".

Por lo menos, el PSOE se ha mostrado cauto a la hora de valorar la noticia. La primera reacción de los socialistas ha sido mostrar respeto por la decisión de Aguirre.

En cualquier caso, Aguirre ha tomado esta decisión, sobre todo, por razones personales. Es decir, dedicar más tiempo a su familia y por el cáncer que sufre desde el año pasado, del que está "presuntamente" curada, según ella misma ha señalado.

Pablo Ferrer

[email protected]