El Congreso aprueba la reforma de la reforma con los votos del PSOE y la abstención de PP, CiU y Coalición Canaria

 

Hasta septiembre de 2013, pero quién sabe si luego pasa al olvido y continúa más tiempo, se inaugura el nuevo contrato temporal indefinido. No es contradictorio, sino que a partir de ahora se podrán concatenar indefinidamente contratos temporales, según el ministro de Trabajo, para luchar así contra el paro, porque es mejor alguien con un contrato temporal que en el paro.

Parece más bien una excusa y un nuevo parche a una reforma laboral que ya se había aprobado hace un año y que se suponía que iba a luchar contra lo que ahora se ha aprobado: el trabajo temporal. Se ve que el viento se lleva las palabras.

Pero para la aprobación de esta nueva reforma el PSOE ha tenido con contar de manera indirecta, con el apoyo de otros partidos que se han abstenido en la votación. Tanto PP, como CiU como Coalición Canaria no han votado ni a favor ni en contra y de esa manera la reforma ha salido adelante. Desde el PP se ha justificado la decisión pese a considerar que las medidas no solucionan los problemas de la temporalidad ni la precariedad laboral, pero así ha impedido que el Gobierno tuviera que hacer concesiones a los nacionalistas en materia de negociación colectiva.

Andrés Velázquez

[email protected]