La compañía finlandesa de telecomunicaciones es cautelosa y revisa a la baja sus estimaciones para 2017. Tras ver sus resultados, parece que Nokia mejora un poco, pero aún le falta camino para ver el final del túnel. Y es que ha tenido unas pérdidas de 896 millones de euros hasta junio, aunque son un 31% inferiores a las de hace un año. Por ello, ha optado por la cautela y ha revisado a la baja sus estimaciones para 2017, pues prevé menores ventas de equipos y no hay que olvidar que aún está digiriendo la compra de su rival Alcatel-Lucent. El beneficio de la compañía finlandesa de telecomunicaciones se ha visto afectado por partidas extraordinarias, sin las que habría ganado 646 millones ( 87%). Además, ha facturado 10.996 millones(-1%) por la caída de ventas en redes de telecomunicaciones, división donde compite por el liderazgo con la sueca Ericsson y la china Huawei. Nokia Networks (redes), su principal negocio, ha facturado 9.873 millones (-5%) por las menores ventas pero tuvo un beneficio operativo de 730 millones ( 12%). Mientras, Nokia Technologies -negocio que gestiona su cartera de patentes- ha facturado 616 millones ( 58%) y un beneficio operativo de 346 millones ( 77%) gracias al acuerdo alcanzado con Apple para acabar con las disputas legales por el uso indebido que hizo la compañía de la manzana mordida. Además, en Nolia Tecnologies se incluyen los ingresos de los nuevos teléfonos móviles de la marca Nokia, que fabrica HMD Global. Cristina Martín [email protected]