Tras la subasta, la prima de riesgo española, se situaba en 126 puntos básicos. El Tesoro español colocó el jueves 4.315 millones de euros en cuatro referencias de deuda a medio y largo plazo. Pero, eso sí: a unos tipos más altos que en la anterior subasta. El objetivo era colocar unos 4.250 millones de euros. En concreto, el Tesoro vendió 1.546 millones de euros en Bonos con cupón del 0,25 por ciento a 2019. El tipo marginal de colocación fue del -0,115 por ciento, frente al -0,229 por ciento de la subasta anterior a este plazo, del 19 de enero. En Obligaciones con Cupón del 1,95 por ciento a 2030 se colocaron 1.110,8 millones de euros, a un tipo del 2,159 por ciento frente al 1,571 por ciento de la subasta anterior del 3 de noviembre de 2016. También se ofrecieron Obligaciones con cupón del 4,20 por ciento a 2037, con un tipo marginal del 2,615 por ciento frente al 1,783 por ciento de la subasta anterior de la misma referencia. Además, el Tesoro ofreció títulos ligados a la inflación de la eurozona con cupón del 1,8 por ciento y vencimiento en 2024. En este caso, se adjudicaron 862,5 millones de euros frente a peticiones por 1.237,5 millones, a un tipo marginal del 0,180 por ciento, frente al 0,167 por ciento de la última vez que se ofrecieron estos títulos. Tras la subasta, la prima de riesgo española, se situaba en 126 puntos básicos. Andrés Velázquez [email protected]