• Ni siquiera la reducción de la deuda (-38%) consigue mejorar la cotización: las acciones caen un 2,7%.
  • Pero su salida al parqué también tiene una cruz: desde el 27 de abril, la compañía ha perdido casi un 25% de su valor.
  • No ofrece su cifra de beneficio neto, pero la del beneficio antes de impuestos asciende a 4,7 millones por el aumento de ventas.
  • Éstas ascienden a 128 millones ( 5,2%): en España crecen un 6,4% y en el resto del mundo sólo un 2,9%.
Este jueves, Telepizza ha recibido una de cal y otra de arena, pues ha presentado unos buenos resultados del primer trimestre, pero sigue cayendo en bolsa. Y es que parece que a los inversores no les ha hecho demasiada gracia que la compañía regresara al parqué anunciando que este año tendría pérdidas y no repartiría dividendo. Ni siquiera la reducción de la deuda (-38%), hasta los 155 millones de euros, gracias a la OPV ha conseguido mejorar la cotización de la cadena de restauración que preside Pablo Juantegui (en la imagen). Y es que este jueves, las acciones han caído un 2,7%, hasta los 5,83 euros. Pero su salida al parqué, que tuvo lugar el pasado 27 de abril, no sólo tiene una cara (la reducción del apalancamiento), sino también una cruz: la compañía ha perdido casi un 25% (un 24,8% concretamente) de su valor. Recuerden que el mayor desastre tuvo lugar los primeros cuatro días, cuando llegó a perder un 21%. En las cifras, Telepizza no ha ofrecido la del beneficio neto. Por su parte, el beneficio antes de impuestos ha ascendido a 4,7 millones, un 128,8% superior al de hace un año, por el aumento de las ventas. En concreto, las ventas del grupo (tiendas propias, franquiciadas y máster franquiciadas) se han situado en 128 millones ( 5,2%). En España, han crecido un 6,4%, hasta los 85,8 millones, mientras que en el resto del mundo sólo lo han hecho en un 2,9%, hasta los 42,2 millones. Por su parte, los ingresos han descendido ligeramente hasta los 82,7 millones (-0,7%). Mientras, el Ebitda ha aumentado un 15,8%, hasta los 18,9 millones, dos porcentajes que no casan bien. El ratio de endeudamiento es de 2,6 veces el Ebitda. Cristina Martín [email protected]