• Sin estos gastos extraordinarios, la teleco vasca habría ganado 36 millones hasta septiembre, 10,4 millones más que hace un año.
  • El Ebitda también nota los efectos y se sitúa en 103,9 millones, en vez de en 116,7 millones.
  • Por primera vez desde 2012, sus ingresos crecen de forma interanual: un 2,3% y ascienden a 244,4 millones.
  • La compra de R Cable aún tiene que ser aprobada por los accionistas (12 de noviembre) y la CNMC.
  • En unos meses, podría adquirir Telecable. Aunque en unos años, Vodafone podría comprar las cableras del norte.
Este jueves, Euskaltel ha presentado sus resultados de los nueve primeros meses del año, donde refleja que sus últimos pasos (salir a bolsa y comprar R Cable) le salen algo caros. Y es que ha tenido unas pérdidas de 3,3 millones de euros, aunque son bastante inferiores a las presentadas a cierre del primer semestre (18 millones). Sin los gastos extraordinarios que le han generado estos dos importantes movimientos, la operadora de telecomunicaciones vasca habría ganado 36 millones hasta septiembre. Esta cifra sería 10,4 millones superior a la de hace un año (25,6 millones). También el resultado bruto de explotación (Ebitda) ha notado los efectos y se ha situado en 103,9 millones, en vez de en 116,7 millones. La teleco que preside Alberto García Erauzkin (en la imagen junto al Ceo, Fernando Ojeda) espera que, tanto la salida a bolsa como la compra de R Cable, sean muy positivas y se noten próximamente en sus cuentas. Al hilo de esto, conviene destacar que sus acciones ya se han revalorizado más de un 10%, pasando de los 9,50 euros de su debut al entorno de los 10,40 euros. Además, adquirir la cablera gallega permitirá a Euskaltel no sólo crecer, sino también consolidarse aún más como la líder en el norte de España. Sin embargo, en los resultados también hay que destacar un aspecto muy positivo. Por primera vez desde 2012, sus ingresos han crecido sobre el mismo periodo del año anterior: en concreto, lo han hecho en un 2,3% (5,4 millones), ascendiendo hasta los 244,4 millones. Destaca el segmento residencial, cuya facturación ha alcanzado los 151,5 millones ( 3,7%); seguido de empresas (69 millones, un 2% menos); mayoristas (17,3 millones, un 0,1% más) y otros ingresos (6,6 millones, un 27,3% más).El margen sobre ingresos de Euskaltel ha sido del 47,7%, es decir, un 0,7% superior al de los nueve primeros meses de 2014. Este aumento refleja el éxito de la teleco en la gestión de costes operativos, sobre todo, de los directos de interconexión a pesar del aumento del tráfico de datos. Respecto a la deuda, también hay que hablar de impactos algo negativos, aunque esperemos que se solucionen a corto-medio plazo. A cierre de 2014, la cifra era de 237 millones, la cual ha crecido 212,8 millones en los nueve primeros meses, situándose en 449,8 millones. Un aumento que se debe a la operación de refinanciación por la salida a bolsa, así como al pago de dividendo de 207 millones. Pero Euskaltel subraya que el ratio es de 2,8 veces el Ebitda, "significativamente inferior al de la media de los operadores comparables europeos". Recuerden que la compra de R Cable aún tiene que ser aprobada por los accionistas (12 de noviembre) y por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Si todo sale bien y tras una pausa, la teleco vasca podría adquirir Telecable. Aunque en unos años, Vodafone podría comprar las tres cableras del norte mencionadas. Cristina Martín [email protected]