• Más de 30.000 millones (2,7% del PIB) irán a cubrir su coste en 2017, según los presupuestos enviados a Bruselas.
  • Y ojo, la cifra es muy elevada si la comparamos con otras partidas del gasto social.
  • Es la mitad de la destinada a pagar pensiones y el doble de la cuantía para prestaciones por desempleo.
  • España está totalmente endeudada (101% del PIB), superando con creces el umbral de Bruselas (60%).
Parece que en los últimos años, sobre todo, tras la crisis económica, se ha sumado un nuevo invitado al 'Estado del Bienestar' de España. Eso sí, hablamos de un invitado más bien incómodo, pues se trata de los intereses de la elevada deuda pública. En concreto, más de 30.000 millones de euros (2,7% del PIB) irán a cubrir el coste financiero de la deuda viva en 2017, según señalaba el jueves ABC haciéndose eco de los presupuestos remitidos a Bruselas. Como saben, estas cuentas no son más que los de 2016 prorrogados porque el Gobierno está en funciones, con las actualizaciones de las cifras de déficit y de crecimiento económico. Y ojo, porque estos más de 30.000 millones suponen una cifra muy elevada si se compara con otras partidas del gasto social (el cual se lleva el 53% de los presupuestos, o sea 188.130 millones). Veamos tres ejemplos de esto: es la mitad de la destinada a pagar pensiones -tanto contributivas como no contributivas- (unos 73.370 millones), el doble de la cuantía para prestaciones por desempleo (unos 16.170 millones) y el doble de la cifra dedicada a otros gastos sociales -entre ellos, la famosa renta social- (unos 15.000 millones). A la vista de estos datos, no hay duda de que los intereses de la deuda pública son un nuevo invitado al 'Estado del Bienestar' español. Además, no podemos olvidar que Mariano Rajoy (en la imagense ha quedado sin margen en política económica y está contra las cuerdas por la presión de Bruselas con el déficit y de las comunidades autónomas. Sin embargo, hace unos meses, en el debate de investidura de finales de agosto, Rajoy prefería presumir de que España había conseguido sortear los momentos más difíciles de la crisis manteniendo los pilares del 'Estado del Bienestar'. Claro que se lío un poco al dar las cifras, dando pie a algo de cachondeo en la red: "De cada 100 euros que se gasta el estado, 63 se dedican a gasto social. 63. 26 euros de cada 100 a pensiones. 14 euros de cada 100 a Sanidad. 9 a Educación. 8 a otros gastos sociales, y 6 a prestaciones por desempleo", afirmó. Cifras que contrastan con las dadas en agosto de 2015, que resultan más correctas. En aquel entonces, Rajoy señaló que de cada 100 euros que se iban a gastar en 2016, 39 se dedicarían al pago de pensiones, siete a prestaciones por desempleo y políticas activas y otros ocho a gastos sociales. Unidas a estas cifras, otros 14 euros adicionales del gasto irían a aportaciones a comunidades autónomas (entre ellas, gastos de Sanidad y Educación) y otros 10 a pagar intereses de la deuda. Al mismo tiempo, conviene subrayar que el pago de los intereses son elevados porque la cifra de deuda pública también es altísima. Como saben, España está totalmente endeudada (101% del PIB, según los últimos datos), superando con creces el umbral exigido por Bruselas (60%). Además, es demasiado dependiente del exterior, donde la deuda ya alcanza el 91% del PIB, triplicando el recomendado por la UE (35%). Cristina Martín [email protected]