• CCOO y UGT celebran más de 60 concentraciones y manifestaciones desde hoy jueves hasta el domingo.
  • Protestan oficialmente por los límites impuestos por el Gobierno al proceso de diálogo social.
  • Tratan de recuperar la visibilidad perdida en la gestión de la crisis, con el apoyo de PSOE y Podemos.
CCOO y UGT celebrarán más de 60 concentraciones y manifestaciones en toda España desde hoy hasta el domingo, 18 de diciembre, en protesta por los límites impuestos por el Gobierno al proceso de diálogo social, informan agencias. El PSOE y Podemos respaldan las movilizaciones. Bajo el lema 'Las personas y sus derechos lo primero, defiéndelos', los sindicatos buscan con estas movilizaciones un diálogo social abierto y con contenidos y no una negociación "de cartón piedra", como la que denuncian que hasta ahora han tenido con el Gobierno. Estas protestas también tienen por objetivo exigir más y mejor empleo, salarios "dignos", pensiones "suficientes y sostenibles", y una renta mínima contra la pobreza y la desigualdad. CC.OO. y UGT han advertido de que estas movilizaciones no serán las últimas si el Ejecutivo no da espacio al diálogo social en esta legislatura o si el resultado del mismo no satisface los objetivos sindicales. El malestar con el Gobierno por cómo se inició el proceso de diálogo social ha llevado a los sindicatos a convocar estas movilizaciones. Las anunciaron apenas 24 horas después de haberse reunido con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para reactivar el diálogo social, conscientes, dijeron, de que ésta es una legislatura para recuperar derechos y donde el binomio negociación/movilización iba a estar muy presente. Y es que a los sindicatos no les gustó nada que Rajoy pusiera dos límites al proceso: no "liquidaría" sus reformas y no incumpliría el déficit público. Después han venido otras cosas que han molestado a las centrales sindicales, como que se pactara la subida del salario mínimo con el PSOE sin contar con los agentes sociales y por debajo de lo que reclamaban ellos, y que se quiera vetar un incremento de las pensiones para 2017 superior al 1%. Pero, en el fondo, los sindicatos tratan de recuperar la visibilidad que perdieron tras su descrédito en la gestión de la crisis. Porque durante ella, no se acordaron de los muchos parados que iban surgiendo, por ejemplo. Andrés Velázquez [email protected]