• No es el gobernador Linde, sino el subgobernador Restoy quien ajusta cuentas con el Gobierno del PP.
  • Lo cierto es que tanto Mafo como Restoy precipitaron el hundimiento de las cajas de ahorros. Guindos les dio la puntilla.
  • Y ahora hay otro problema gravísimo: el Banco de España no tiene nada que hacer.
  • Ni se le permite participar en el proceso de concentración bancaria.
No hay nada como sentarse a la puerta para ver pasar el cadáver de tu enemigo, o como también se dice, hacer leña del árbol caído. Ahora que el ministro Luis de Guindos se marcha el ex gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez (Mafo), y el actual subgobernador y ex presidente del FROB, Fernando Restoy, han lanzado una campaña contra el Gobierno del PP. Hasta ahora no habían chistado. Fernando Restoy acusa al gobierno de interferir la labor inspectora del Banco de España. ¿Labor inspectora? Pero si eso es cosa del BCE. Y al BDE apenas le quedan las rurales y cuatro banquitos. Además, tras su desastrosa gestión al frente del FROB, por ejemplo, recordemos la venta de Novagalicia, Restoy debía quedarse calladito. Lo de Mafo es mucho peor. El gobernador de Zapatero colaboró activamente en el hundimiento (programado por el Banco Internacional de Pagos de Basilea, BIS, además de por la UE), de la mayor fortaleza financiera con la que haya contado España. Guindos sólo le dio la puntilla a las cajas Lo que está ocurriendo es que el BDE se está quedando sin competencias y cuando el diablo no tiene nada que hacer, con el rabo mata moscas. Además se le ha dejado fuera del proceso de funciones bancarias. Pero eso es harina de otro costal. Eulogio López [email protected]