• Anuncia que donará 45.000 millones de dólares pero será a lo largo de su vida.
  • El creador de la red social tranquiliza a los inversores: la decisión no afectará a Facebook.
  • Y es que en los próximos tres años no donará más de 1.000 millones anuales.
  • Ciertamente, está muy bien, pero habrá que ver a qué destina ese dinero.
El anuncio ha tenido mucho impacto y no es para menos. Que alguien done 45.000 millones de dólares (en euros, unos 42.300 millones) a una fundación benéfica, aunque sea propia, no es algo que se vea todos los días. Y vaya por delante que la decisión de Mark Zuckerberg y su esposa Priscilla Chan (ambos en la imagen, junto a su hija nacida este martes) está muy bien y es digna de aplauso. Aclarado esto, vamos con la letra pequeña. Resulta que los 42.300 millones de euros los donará a lo largo de su vida y no de golpe. Es más, el creador de Facebook se ha apresurado a matizar que la decisión no afectará a la compañía, que ha emitido un comunicado en el que asegura que Zuckerberg seguirá siendo presidente y Ceo "por muchos, muchos años". "No queremos que afecte a los inversores, que tenga un impacto negativo", ha afirmado el joven filántropo. Por eso, las donaciones no superarán los 1.000 millones de dólares (uno 944 millones de euros) anuales. Al menos, durante los próximos tres años. Luego, ya veremos. Según la revista Forbes, la fortuna personal de Zuckerberg asciende a 46.800 millones de dólares (44.180 millones de euros). Ocupa el puesto 16 de la lista de los más ricos del mundo. Así las cosas, si tenemos en cuenta que Zuckerberg tiene 31 años y dona unos 1.000 millones anuales, podrá ver cumplida su promesa cuando cumpla 76 años. No está mal. Luego habrá que ver el destino de ese dinero que se canalizará a través de la Fundación Chan, que crearán Zuckerberg y su esposa, y cuya finalidad será "el aprendizaje personalizado, la cura de enfermedades, conectar a la gente y construir comunidades fuertes". En cualquier caso, lo de la filantropía no es nuevo para Zuckerberg. Según él mismo, comenzó a dar donaciones con 26 años. Concretamente, destinó 120 millones durante cinco años a proyectos educativos para la población desfavorecida de la bahía de San Francisco, 75 millones al hospital general de esa ciudad que asiste a mendigos sin cobrarles nada, 25 millones para la lucha contra el ébola y 100 millones para potenciar la educación en Newark (Nueva Jersey). En total, el presidente de Facebook ha donado, hasta ahora, 1.600 millones de dólares. Esperemos, en todo caso, que no siga los pasos de la Bill & Melinda Gates Foundation, que dedican una parte importante de sus fondos a financiar el aborto. Y a eso lo llaman filantropía. Pablo Ferrer [email protected]