• Esto se debe a la mejora de la compraventa de viviendas, que en noviembre aumentó un 14%, hasta las 25.200 operaciones, sumando ya tres meses consecutivos de subidas.
  • Dentro de estas, hay que destacar las de viviendas de segunda mano, que ascendieron a 17.433 ( 41,6%). Mientras, las nuevas (-20,6%) se situaron en mínimo histórico.
  • Pero ¿quiénes son los principales compradores? Pues los fondos de inversión y los extranjeros. Es decir, son los que están 'tirando del carro', según Eduardo Molet.
  • Otro indicativo de la remontada es la ligera subida de precios ( 0,8%), aunque algunas zonas siguen teniendo bajadas y tardarán tres o cuatro en digerir el exceso de oferta.

 

Como les hemos contado en más de una ocasión en Hispanidad, el sector inmobiliario se mueve ya en la senda de la recuperación, afortunadamente, ya que ha sido uno de los más castigados durante la crisis económica por el estallido de su burbuja. Recuerden el 'boom' inmobiliario, es decir, la gran oferta que no se correspondió con una fuerte demanda, sino que esta fue prácticamente ninguna, generando así un elevado stock.

Los primeros que apuntaron el positivo cambio de rumbo del sector inmobiliario el pasado mes de agosto fueron los grandes expertos de esta materia, es decir, los notarios. Una postura que avaló el Instituto Nacional de Estadística (INE) con sus datos relativos a hipotecas una semana después. Sólo discreparon en las cifras de agosto, ya que el Consejo General del Notariado señaló que la compraventa de viviendas creció un 13,9%, en vez de caer un 1,1%, como apuntó el INE. Sin embargo, volvieron a ponerse de acuerdo un mes más tarde.

De esta manera, la mejora de la compraventa de viviendas ha sido uno de los factores clave en la recuperación del sector inmobiliario. Una mejora que continúa, tal y como señalan los últimos datos publicados por el INE este lunes. Estos reflejan un aumento del 14%, hasta las 25.200 operaciones, en noviembre. Así, el indicador suma ya tres meses consecutivos de subidas, tras los incrementos de septiembre y octubre.

Dentro de las operaciones llevadas a cabo, hay que destacar la importancia de las de viviendas de segunda mano -clave en la recuperación del sector-, que en el undécimo mes ascendieron a 17.433, es decir, crecieron un 41,6% respecto a hace un año. Mientras, las transacciones de viviendas nuevas se situaron en su mínimo histórico (7.767), pues bajaron un 20,6%. En los primeros once meses de 2014, la compraventa repuntó un 1,1% por las viviendas usadas (15,3%), pero las nuevas cayeron un 15,6%.

El consultor inmobiliario y fundador de Red Expertos Inmobiliarios, Eduardo Molet, señaló en un informe el pasado mes de diciembre que, si bien el sector inmobiliario había iniciado su recuperación en 2014, esta no llegará de forma total hasta 2017. Según él, los que están 'tirando del carro' son los fondos de inversión y los extranjeros, ya que son los que principalmente están comprando viviendas en nuestro país. Esto demuestra que la colonización inmobiliaria ayudará a pinchar la burbuja, como apuntó Hispanidad. En este fenómeno no se puede obviar a las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (socimis), las cuales copan ya un tercio de la capitalización bursátil del sector y en su mayoría tienen detrás a fondos especuladores.

Otro indicativo de la recuperación inmobiliaria es la ligera subida de precios, por ejemplo en el segundo trimestre subieron un 0,8%, acabando con seis años de agonía. Unos precios que bajaron una media de un 43% desde su máximo alcanzado en 2006. Sin embargo, el leve encarecimiento no se da en todas las zonas, sino que en algunas sigue habiendo bajadas y tardarán tres o cuatro en digerir el exceso de oferta.

Además ha habido un repunte en la concesión de hipotecas, sobre todo para la adquisición de viviendas de segunda mano, que se encuentran en un momento dorado.

Cristina Martín

[email protected]