• El presidente mexicano ha cesado al mentor de la invitación, el ministro de Hacienda, Luis Videgaray.
  • Y el candidato republicano se vuelve a jactar, ahora con el cese, prueba del buen resultado de su visita: "Así de bien lo hicimos".
El presidente de México, Enrique Peña Nieto, anunció este miércoles la salida del gabinete de su ministro de Hacienda, Luis Videgaray, supuesto impulsor de la polémica visita que hizo al país hace una semana el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, informan agencias. Peña Nieto dijo que Videgaray le presentó la renuncia y lo calificó como un funcionario comprometido con México y leal. Su lugar será tomado por el ministro de Desarrollo Social, José Antonio Meade, que ya ocupó el cargo y fue también ministro de Relaciones Exteriores en este Gobierno. El exminisro Videgaray era uno de los hombres más cercanos a Peña Nieto en el gabinete y fue su coordinador de campaña electoral en 2012, además de que trabajó con él cuando era gobernador. Además, según medios mexicanos, fue Videgaray quien tuvo la idea de invitar a Trump, repudiado en México por su postura antimexicana, aunque Peña Nieto afirmó esta semana que él fue el único responsable. El cambio se produce a dos años de que termine el Gobierno de Peña Nieto, que tiene muy bajos niveles de popularidad y pagó un alto costo político por la visita de Trump. El aspirante a la Casa Blanca afirma que construirá un muro en la frontera y que se lo hará pagar a México, y reiteró esa idea después de la invitación. La demócrata Hillary Clinton, que también había sido invitada a visitar México, rechazó hacerlo argumentando que se concentraría en su campaña. No solo eso. Tras conocer el cese de Videgaray, con gran cinismo, Trump señaló: "La gente que organizó el viaje a México ha sido forzada a dejar el gobierno. Así de bien lo hicimos", recogen medios. Así que Donald Trump no solo divide en EEUU sino también allí por donde pasa… José Ángel Gutiérrez [email protected]