• Ante el actual 'golpe de Estado' separatista catalán, le espetan al actual secretario general en una carta: "No entendemos la continua y nunca explicada apelación al diálogo".
  • Y también le preguntan: "¿A qué fines sirve y qué objetivos persigue la condena a la vicepresidenta?".
  • José Bono, por ejemplo, considera un "impudor intelectual poner en el mismo nivel a Puigdemont que a los demócratas, porque los primeros están en el chantaje y en el golpe de Estado".
  • Vamos, que le viene grande el cargo...
Dirigentes históricos del PSOE, como los expresidentes autonómicos Juan Carlos Rodríguez Ibarra, José Rodríguez de la Borbolla y Joaquín Leguina o el exministro Julián García Vargas, junto a varios exparlamentarios, catedráticos y profesores, han escrito una carta abierta al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez  -que hoy reproduce El País-  (en la imagen) en la que cuestionan algunas de sus posiciones ante el desafío independentista. "No entendemos la continua y nunca explicada apelación al diálogo", dicen, y también le preguntan: "¿A qué fines sirve y qué objetivos persigue la condena a la vicepresidenta?". Uno de esos históricos, el exministro José Bono ha afirmado hoy en la COPE que le parecen "razonables las observaciones" que han plasmado en una carta compañeros de la vieja guardia del PSOE a propósito de la reprobación contra la vicepresidenta del Gobierno por parte del Partido Socialista. José Bono considera que "aunque tenga alguna crítica que hacer, ahora hay que poner el foco en el segundo Tejero, el segundo golpe de Estado. De mi boca no saldrá ni media palabra contra PP, PSOE o C's". José Bono ha dejado claro que no quiere que Cataluña se separe de España y ha mostrado su apoyo al Gobierno para que las cosas "le salgan bien". Considera un "impudor intelectual poner en el mismo nivel a Puigdemont que a los demócratas porque los primeros están en el chantaje y en el golpe de Estado". A su juicio, no es posible "defender el diálogo entre Gobierno y Puigdemont porque está asentado en el chantaje. Puigdemont con el primero que tenía que hablar es con el juez para dar cuenta de los delitos que ha cometido y cumplir la pena". Para Bono, Puigdemont tiene el "trofeo vergonzoso de dirigir el proceso de envenenamiento que ya empezó con el 'España nos roba'. Su trofeo es ver a niños llamando hijos de puta a policías", ha señalado. En este sentido, ha afirmado "hasta los catalanes mas radicales saben hoy en día que quien más les robaba era Pujol, hasta el punto de que Convergencia ha cambiado su nombre por la inmundicia y desvergüenza que acumulaba ese partido", ha concluido. En cualquier caso, más presión para Sánchez, cuya equidistancia con el golpismo secesionista, en este momento histórico que vive el país, demuestra que el cargo le viene grande, quizá porque su única ambición sea llegar a la Moncloa, sea como sea. Solo así se entiende ese tacticismo de 'voy a sacar rédito electoral' incluso de esta situación, con medidas tan de 'estadista' como reprobar a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. Andrés Velázquez [email protected]