• 55 senadores han votado a favor y 22 en contra del juicio político a la presidenta.
  • Rousseff dejará el cargo inmediatamente para responder por la supuesta manipulación de las cuentas públicas en 2014 y 2015.
  • Pasados los seis meses, el Senado puede decidir la destitución definitiva en una nueva votación en la que será imprescindible alcanzar, de nuevo, los dos tercios.
  • El vicepresidente, Michel Temer, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), asumirá el cargo de manera provisional.
  • Si es absuelta, podrá recuperar el cargo; pero si es finalmente destituida, Temer completará el mandato, que vence el 1 de enero de 2019.
El Senado de Brasil ha aprobado por mayoría la destitución temporal, por seis meses, de la presidenta, Dilma Rousseff, para que sea sometida a juicio político, informan agencias. Tras 20 horas de discusión, 55 senadores han votado a favor y 22 en contra, mientras que cuatro se han ausentado y el presidente no ha votado. Los partidarios del 'impeachment' o destitución necesitaban tan sólo mayoría simple, pero han obtenido una mayoría reforzada de dos tercios. Rousseff dejará el cargo inmediatamente para responder por la supuesta manipulación de las cuentas públicas en 2014 y 2015. El vicepresidente, Michel Temer, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), asumirá el cargo de manera provisional. El PMDB, la mayor fuerza política del país, ocupa por tercera vez la jefatura de Estado sin haber vencido nunca unas elecciones presidenciales. Pasados los seis meses, el Senado puede decidir la destitución definitiva en una nueva votación en la que será imprescindible alcanzar, de nuevo, los dos tercios. Si es absuelta, podrá recuperar el cargo; pero si es finalmente destituida, Michel Temer completará el mandato, que vence el 1 de enero de 2019. Sólo los miembros del Partido de los Trabajadores, la formación de Rousseff y del expresidente Lula Da Silva, y algunos de sus escasos aliados han defendido a la mandataria y han insistido en calificar de "golpe" la maniobra. La decisión termina, al menos temporalmente, con 13 años de gobierno del PT en la mayor economía de Iberoamérica. El partido ha intentado hasta última hora detener el procedimiento y para ello recurrió al Tribunal Supremo, que falló en su contra. José Ángel Gutiérrez [email protected]