• Los militantes del Partido Socialdemócrata alemán (SPD) dan el visto bueno a reeditar el gobierno con la coalición.
  • Las mayores reticencias entre los militantes socialistas (apoyo del 66%) están en las organizaciones juveniles.
  • El visto bueno al acuerdo acaba con cinco meses de una crisis política inédita en Alemania y de incertidumbre en la UE.
Tras cinco meses de bloqueo institucional desde las elecciones celebradas el pasado 24 de septiembre, los militantes del Partido Socialdemócrata alemán (SPD) dieron ayer domingo el visto bueno a reeditar el pacto de gobierno con la coalición conservadora CDU-CSU liderada por la canciller Angela Merkel. El 66% de los militantes socialistas, con una participación del 78% del casi medio millón de afiliados con derecho a voto, dijo sí a la reedición de la Gran Coalición. Son diez puntos menos que hace cuatro años, cuando el apoyo fue del 75,96%. La parte más crítica está en las organizaciones juveniles, contrarias al acuerdo. Tras la luz verde del SPD al acuerdo, se espera que de aquí dos semanas Merkel asuma su cuarto mandato al frente de la cancillería alemana, en la que lleva desde que ganó sus primeras elecciones en 2005. Angela Merkel mostró ayer domingo su satisfacción por el resultado del referéndum entre las bases del SPD y, tras agradecer a los militantes socialdemócratas que vuelvan a garantizar la estabilidad de Alemania, mostró su disposición a "trabajar juntos" para hacer frente a los retos del país. ¿Sería esto posible en España, un pacto, por ejemplo, entre PP y PSOE? Respuesta: no. La luz verde del SPD a la reedición de la Gran Coalición también fue recibida con satisfacción en las cancillerías europeas, conocedoras del compromiso de Merkel con la UE. "Alemania y Francia trabajarán juntas, a partir de las próximas semanas, para desarrollar nuevas iniciativas y hacer avanzar el proyecto europeo", señalaron ayer fuentes del Elíseo. José Ángel Gutiérrez [email protected]