Por eso lanza una campaña con el noble afán de descifrar lo indescifrable. Y es que el lenguaje energético tiene lo suyo; o sea, de sencillo poco. GNF es consciente del problema y de ahí su campaña publicitaria con un lema de aspiración: "Hablamos tu idioma". Ayer se entrenó en televisión y sigue a partir de hoy por otros cauces y medios. Se trata, en fin, de aclarar las comunicaciones, servicios y gestiones que tienen que ver con la energía, pensando en todos los clientes, cierto, pero sobre todo en los más vulnerables. Hispanidad [email protected]