• Un chotis que habla de Dios con salero castizo, es decir, con confianza.
  • Y, puestos a recordar, no olviden que de la confianza en Cristo depende el futuro del planeta.
Y San José, un currante cabal. Algunos no somos madrileños pero nos encanta el carácter capitalino, no cosmopolita pero sí señorial y sin complejos de aquella villa y Corte que quiere arrebatarnos los cutre-hortera de Podemos. [video width="640" height="360" mp4="https://www.hispanidad.com/wp-content/uploads/2017/12/VID-20171209-WA0001.mp4"][/video] Escuchen: Dios tiene una familia de lo más rechula. Y a lo mejor, castiza. Un chotis que habla con Dios con salero castizo, es decir, con confianza. Y, puestos a recordar, no olviden que de la confianza en Cristo depende el futuro del planeta. Incluso del universo. Al parecer, ya huele a Navidad. Eulogio López eulogio@hispanidad.com