Este jueves, Técnicas Reunidas ha celebrado su Junta de Accionistas, y como otras empresas, lo ha hecho de forma telemática. En este acto, se ha oficializado la sucesión, pues el fundador y máximo accionista (37,196%), José Lladó Fernández-Urrutia (86 años), ha dejado la presidencia y se ha convertido en presidente de honor, cediendo todo el mando ejecutivo en su hijo Juan Lladó Arburúa (cumplirá 59 años en septiembre), justo el año del seagésimo aniversario de la compañía.

Juan Lladó era hasta ahora el CEO y ahora sumará la responsabilidad de la presidencia ejecutiva durante los próximos cuatro años. Por su parte, uno de sus cuatro hermanos, José Manuel, ha sido reelegido como consejero dominical. En concreto, el próximo 6 de julio se cumplirán 60 años del nacimiento de Técnicas Reunidas: “Muchas gracias, presidente”, ha señalado Juan Lladó, añadiendo un agradecimiento “a todos los profesionales, los que están y los que no, pero que siempre han confiado y confían en Técnicas Reunidas”. Un tiempo en el que la ingeniería ha construido más de 1.000 plantas industriales en más de 50 países.

“Hoy estamos más fuertes”, presume Juan Lladó, destacando los 419 millones de caja neta al cierre del primer trimestre

El nuevo presidente ejecutivo ha destacado la buena evolución de las adjudicaciones en los últimos tiempos, que han pasado de 1.800 millones de euros en 2018 a 5.000 millones en 2019 y a 1.900 millones en el primer trimestre de este año, es decir, en total 8.700 millones. Asimismo, ha referido algunos de sus clientes (ExxonMobile, BP, Saudi Aramco, Cepsa, Rosneft, Sonatrach…) y el ‘Plan Transforma’, que ha provocado “mejora de márgenes y competitividad”, según ha explicado Juan Lladó. “Hoy estamos más fuertes”, ha añadido, destacando que la caja neta ha pasado de los 371 millones de finales del año pasado a 419 millones a finales de marzo.

Sin embargo, a pesar de que contar con caja, “tenemos que seguir siendo precavidos por la incertidumbre del sector y no nos podemos permitir recuperar la senda del dividendo”. Y la reacción del mercado no se ha hecho esperar: las acciones caían un 2,88% a tres horas del cierre de sesión, aunque han acabado la jornada con un descenso del 0,56%. Eso sí, Juan Lladó ha señalado que “tenemos que confirmar esa recuperación, y cuando lo hagamos, Técnicas Reunidas volverá a su política de remuneración al accionista. Todos los acuerdos propuestos han sido aprobados y no ha habido intervención de los accionistas.