• La cadena textil factura 5.300 millones de euros entre diciembre y febrero, un 1,5% menos.
  • Esto muestra el cambio de comportamiento de sus clientes: las ventas electrónicas ganan terreno.
  • El día 27 presentará los resultados definitivos del trimestre, pero no pintan bien y se desploma un 5% en bolsa.

Hennes and Mauritz (H&M) ahonda en su crisis, pues no levanta cabeza en ventas y lo paga en bolsa. La cadena textil sueca ha facturado 53.554 millones de coronas suecas (5.300 millones de euros en su primer trimestre fiscal (diciembre-febrero), según los datos adelantados, un 1,5% menos respecto al mismo periodo del anterior ejercicio. La cifra de ventas sin IVA se ha situado en 4.576 millones de euros, también inferior a la de hace un año. Una tendencia a la baja que muestra el cambio de comportamiento de sus clientes, pues las ventas electrónicas ganan cada vez más terreno a las físicas, y tiene problemas para deshacerse del stock. Y por si esto fuera poco, como se vio en sus últimos resultados anuales, a H&M le han crecido los enanos porque ya no es rival para Inditex mientras Uniqlo y Primark amenazan su medalla de plata. En cuanto a las tiendas, el número ha ascendido a 4.743, superando las 4.393 que había hace un año. Eso sí, está inmersa en una estrategia de optimización de su red de establecimientos y a finales de enero ya anunció su mayor cierre de tiendas en más de diez años (en concreto, 170), aunque al mismo tiempo abrirá 390. El día 27, la cadena textil sueca presentará los resultados definitivos de su primer trimestre fiscal, pero la cosa no pinta bien y se ha desplomado un 5% en bolsa. Un terreno donde, por cierto, a Inditex tampoco le ha ido bien en las últimas semanas, especialmente tras su 'viernes negro', aunque tras presentar resultados y dar por primera vez datos de la venta online ha empezado a empezado a subir ligeramente. Cristina Martín [email protected]