• Dr. Oetker, socio de Demetrio Carceller en Damm, se hace con el control: compra el 50,7%.
  • Por el momento, José Luis Bonet seguirá siendo el presidente: no se sabe por cuánto tiempo y con salida casi pactada.
  • Y como todo lo que se pone en 'modo venta', se deprecia: los alemanes valoraron Freixenet en 500 millones, ahora bajan a 440 millones.
  • Próximamente se remodelará el Consejo para dar cabida a tres representantes de los alemanes: uno puede ser alguien cercano a Carceller.

Al final, como ya adelantara Hispanidad, y como se temía desde noviembre de 2016Freixenet es otra empresa clásica española… que será alemana. Y es que el gigante alemán Dr. Oetker, socio de Demetrio Carceller en la cervecera Damm, se ha hecho con el control: a través de su filial vinícola Henkell (en la imagen, el Ceo de esta, Andreas Brokemper) ha comprado el 50,7% del capital. Se ha confirmado que sólo han vendido sus participaciones la rama de los Hevia Ferrer (29%) y tres de los cuatro hermanos Bonet Ferrer (21,7%) -Pilar, Pedro y Eudald-. El 49,3% restante seguirá en manos de la rama Ferrer Noguer (42%) y de José Luis Bonet (7,25%). Por el momento, José Luis Bonet continuará siendo el presidente de Freixenet, pues los alemanes le consideran un valor importante, teniendo en cuenta la parte política: también preside la Cámara de Comercio de España, el Consejo de Administración de FIRA Internacional de Barcelona, la Asociación de Marcas Renombradas Españolas (AMRE) y su fundación foro, así como la Asociación para el Fomento del Desarrollo Agroalimentario, entre otras. No se sabe por cuánto tiempo, José Luis Bonet ocupará la silla de presidente en el grupo de cavas, pero parece que tiene la salida casi pactada. Según La Vanguardia, el acuerdo de compraventa incorpora un acuerdo paralelo para la adquisición futura a un precio determinado de las acciones de las ramas que ahora han optado por no vender. Y como todo lo que se pone en 'modo venta', se deprecia: los alemanes valoraron Freixenet en 500 millones de euros en un principio, pero ahora han bajado a 440 millones. En esto también ha tenido mucho que ver la bronca entre las tres ramas de la familia fundadora. De esta forma, Dr. Oetker pagará 220 millones por hacerse con el 50,7%. Próximamente se remodelará el consejo para dar cabida a tres representantes de los alemanes: uno puede ser alguien cercano a Demetrio Carceller. Cristina Martín [email protected]