• Las ventas bajan a 2.693 millones en su tercer trimestre fiscal, un 7% menos por el parón del mercado indio.
  • También se ve afectada por la consolidación completa de Adwen, que tiene un impacto negativo de 18,6 millones.
  • El beneficio neto recurrente alcanza los 135 millones de euros, en el primer trimestre tras la fusión.
  • Eso sí, la cartera de pedidos crece un 11%, hasta los 10.167 millones y se prevén sinergias superiores a las previstas (230 millones).
Siemens Gamesa, fruto de la fusión de la eólica de Siemens y Gamesa, ha presentado los primeros resultados como una única empresa, pero estos no han gustado nada a la bolsa: las acciones se han hundido un 17%. Y es que el mercado español quizá ha recordado que Gamesa no necesitaba dicha fusión y que la nueva compañía ha pasado de la última subasta de renovables de España, aunque suma contratos fuera. Las ventas han bajado a 2.693 millones de euros en su tercer trimestre fiscal, un 7% menos que en el mismo período de su anterior ejercicio por el parón del mercado indio. Y es que dicho país ha suspendido los pedidos por un cambio en el sistema de adjudicación, que ahora se hará mediante subastas. Sin dicho efecto, los ingresos habrían crecido un 1,6% y Siemens Gamesa espera que la normalización en India llegue en su primer trimestre fiscal 2018, que empieza a finales del próximo septiembre. La fusionada que tiene como Ceo al alemán Markus Tacke (en la imagen) también se ha visto afectada por la consolidación completa de Adwen, de la que compró el 50% a la francesa Areva. Una operación que ha tenido un impacto negativo de 18,6 millones en sus últimas cuentas presentadas, el doble que hace un año. Por su parte, el beneficio neto recurrente de Siemens Gamesa ha alcanzado los 135 millones en el primer trimestre tras la fusión. Eso sí, la cartera de pedidos ha crecido un 11%, hasta los 10.167 millones, y se prevén sinergias superiores a las previstas (230 millones) que Siemens Gamesa espera acabar a partir del tercer año, en lugar del cuarto. Asimismo, la compañía ha sumado nuevos mercados, como Argentina y Rusia. Y por el tema del cambio climático, espera que las instalaciones eólicas en el mundo, excepto en China, suban un 8% hasta 2020, destacando la éolica marina (más de un 24% anual). Cristina Martín [email protected]