Sr. Director:  

Sinceramente no tengo palabras para expresarle el malestar que me ha producido el tratamiento dado por su periódico a la masacre de Madrid. En primer lugar, "abre" mostrando dudas de que haya sido ETA la que ha cometido el atentado. Dudar de eso me parece falta de sentido común pero, bueno, en una situación de caos todo se puede entender. Sin embargo, lo peor no es su tesis (ETA podría no ser culpable), sino su argumentación. Su argumentación para sostener esta tesis es que lo ha dicho Otegui, y "no sólo eso", sino que ha llamado a Ibarreche y a Imaz, lo cual parece que para Hispanidad es una prueba irrefutable. Esta argumentación me parece cercana a la paranoia. Pero no se ha quedado ahí, Hispanidad ha dado un paso más, prefiere creer a un amigo de los terroristas (Otegui) en vez de al ministro del Interior, una actitud que me parece raya la indecencia. Pero, cuidado, que ¡hay más!, plantea o deja entrever que la asignación del asesinato a ETA la ha hecho el Gobierno por intereses partidistas y electorales. Sinceramente, eso es indecente. 

Pero, además, su periódico miente o está mal informado (le doy el valor de la duda), o se contradice. El primer político que ha hecho una declaración ha sido Ibarreche antes de que hablaran el ministro del Interior o el presidente. El señor Ibarreche, testigo irrefutable de su tesis, se ha dirigido a ETA para decirle que no quiere ni verla, que nos dejen en paz, ha dicho que la violencia es de ETA y no de los vascos, y pedía a los partidos políticos a no utilizar "la violencia de ETA electoralmente". Por tanto, llego a la conclusión de que el señor Ibarreche no cree a Otegui y en cambio su Hispanidad sí. Esto me parece trágico. Pero que Ibarreche no crea a Otegui no le hace cambiar su discurso, lo importante para su periódico es la llamada de Otegui. No veo mucha coherencia en esta actitud. 

El comportamiento de Hispanidad en el día de hoy me ha hecho escribir algo que nunca pensaba, ¡hay alguien que ha tenido un comportamiento más indecente que el del señor Ibarreche! (ya bastante indecente), y ese por desgracia ha sido el comportamiento de Hispanidad el día del jueves  No ha habido un solo político desde Carod a Rajoy, pasando por Ibarreche, que haya dudado de la autoría del atentado por parte de ETA, pero Hispanidad sí. 

Actuaciones como la de su periódico el jueves hace que los lectores dudemos de su objetividad y seriedad y que, por tanto, no alejemos de dicho periódico. No sé de qué sirve hablar de la defensa de la vida, de la defensa de la familia y demás valores católicos, muchas veces defendidos con acierto y gallardía por su periódico, para que, en momentos como estos, aparezcan comportamientos indecentes que son, sinceramente, lo contrario del comportamiento de un verdadero católico. La verdad es que su periódico se podría aplicar el refranero "dicho al hecho hay un buen trecho".

Luis Zayas 

lzayas@deloitte.es