• La multinacional de Atlanta factura 6.000 millones, gracias a las mayores ventas de té, café y agua con vitaminas.
  • Y encima, pierde 2.200 millones por las provisiones para repatriar capitales y acogerse a la reforma fiscal de Trump.
  • Malos primeros resultados de Quincey como presidente y Ceo: gana 1.007 millones (-81%) e ingresa 28.587 millones (-15%).
  • Mientras, PepsiCo pierde 573 en el último trimestre por la reforma fiscal y mantiene sus ventas en 15.766 millones.
  • En el año, la rival de Coca-Cola tiene un beneficio de 3.900 millones (-23%) e ingresa 51.300 millones ( 1%). Se salva por ser más que bebidas.
Coca-Cola ha perdido más burbujas que su gran rival, PepsiCo, durante el último año. Y es que sus ingresos se han desplomado un 20% en el cuarto trimestre, hasta los 6.064 millones de euros, aunque ha superado las expectativas de los analistas. La multinacional de Atlanta ha logrado esta facturación, gracias a las mayores ventas de , café Georgia y agua con vitaminas Glaceau. Pero ¿qué pasa con la cola, su producto estrella? Sigue siendo el que representa la mayor parte de los ingresos, pero la guerra al azúcar le está afectando. Y encima, Coca-Cola ha tenido unas pérdidas de 2.222 millones debido a las elevadas provisiones (3.711 millones) que ha hecho hacer para repatriar capitales y acogerse a la reforma fiscal de Donald Trump. Ojo, la reforma Trump les beneficia; por ahora repatrian lo no repatriado durante años. Los primeros resultados anuales de James Quincey (en la imagen junto a Indra Nooyi) como presidente y Ceo de la 'marca de la felicidad' no han sido buenos: 1.007 millones de beneficio, lo que supone un 81% menos que en 2016 por los ajustes fiscales, y ha ingresado 28.587 millones (-15%). O sea, que Quincey sigue sin recuperar la chispa perdida, al igual que sucedió en el primer semestre y permitiendo que continúe el maltrato a España. Mientras, Pepsico ha tenido unas pérdidas de 573 millones en el último trimestre por un cargo debido a la reforma fiscal y costes de reestructuración, bastante lejos de los 1.131 millones que ganó en el mismo periodo de 2016. Eso sí, ha logrado mantener las ventas, que han ascendido a 15.766 millones. En el año, la rival de Coca-Cola que tiene como presidenta y Ceo a Indra Nooyi ha presentado un beneficio de 3.900 millones (-23%) y unos ingresos de 51.279 millones ( 1%). Se salva por ser más que bebidas: fabrica refrescos y aperitivos. Cristina Martín cristina@hispanidad.com