• Sí, si lo hace como, al parecer, pretende: pagar lo invertido con lo comprado.
  • Es decir, troceando NCG Banco.
  • Asegura que va a recuperar la inversión en cuatro años… ¡pero si lo va a pagar en cinco!
  • Banesco no es propiamente un banco. Es una entidad cuyo punto fuerte es Panamá y el cambio de divisas Bolívar-Dólar.
  • El enigma sigue siendo por qué Feijóo se empeñó en que fuera Escotet el ganador de la puja.

Continúa la resaca tras la adjudicación de Novagalicia Banco al Grupo Banesco. La cuestión ahora es saber si Juan Carlos Escotet (en la imagen) tiene dinero para comprar NCG Banco, es decir, si tiene los 1.003 millones anunciados.

Pues miren, sí, si lo hace como, al parecer, pretende, esto es, pagar lo invertido con lo comprado. Y en este punto no olviden que el venezolano -que de tonto no tiene un pelo- sólo se ha comprometido a poner 400 millones ahora. Los 600 restantes los pagará a plazos a lo largo de cinco años, hasta 2018. En pocas palabras: troceará la entidad para hacer frente a esos pagos.

Así sí se explica la afirmación del propio Escotet: "Recuperaremos la inversión en Novagalicia en cuatro años". Pero, ¡si lo va a pagar en cinco! Claro que no sabemos si se estaba refiriendo a los 400 millones pagados a toca teja o a la totalidad de los 1.003 millones. Sea como fuere, asegura que lo va a amortizar en cuatro, uno antes de terminar de pagarlo. Increíble.

En cualquier caso, Banesco no es propiamente un banco. Es una entidad cuyo punto fuerte es Panamá y el cambio de divisas Bolívar-Dólar, es decir, el negocio más puramente especulativo. Y el hecho de tener el principal foco del negocio en Panamá no es ilegal, ciertamente, pero sí resulta un tanto sospechoso.

Sea como fuere, el grupo está bien visto en Venezuela -es el mayor banco privado- porque el país tiene una necesidad imperiosa de divisas, precisamente por el desastre de la política chavista en este punto. Estamos hablando, además, de un país que ya está pre-vendiendo el petróleo de la cuenca del Orinoco que, aunque no es un crudo de mucha calidad, sí es uno de los yacimientos más importantes del mundo.

A todo esto, seguimos sin saber por qué Feijóo se empeñó en que fuera Escotet el ganador de la puja, toda vez que su oferta no era, ni de lejos, la mejor opción. Al menos técnicamente.

Pablo Ferrer

[email protected]