Ha muerto David Taguas (en la imagen). Le recuerdo como número dos de Miguel Sebastián en el  Servicio de Estudios del BBVA. Le conocí como tertuliano de un programa en Radio Intereconomía, cuando yo me dedicaba al lenguaje oral en la cosa del audio.

Era un personaje singular. Seguramente no aspiraba al Premio Naranja ni falta que le hacía. Fue un segundo leal de Sebastián y cuando FG limpió el Servicio de Estudios del BBVA de 'rojos', sustituyó a Sebastián como jefe de la Oficina Económica. Luego estuvo en el mundo de la patronal, demostrando que progresismo y capitalismo no son incompatibles.

Pero hoy toca alabar una de sus virtudes: decía lo que pensaba, independientemente del cargo que ocupara. De hecho, si FG le echó de BBVA, Zapatero le echó de Moncloa. Por eso, porque nunca renunció  decir lo que pensaba.

Por ejemplo, recuerdo cuando, allá por el pasado siglo, contra el tópico dominante, defendía que lo que caracterizaba a España no eran las bajas pensiones sino los bajos salarios.

No es de necios ni de cobardes desafiar al tópico. No coincidía con él en muchos de sus planteamientos ni en alguna de sus actitudes pero esto tengo que reseñarlo.

Eulogio López

[email protected]