Los republicanos norteamericanos añoran a Rick Santorum, uno de los esos pocos políticos coherentes con sus principios cristianos.

Muchos de ellos quisieran verle como ticket presidencial con Mitt Romney aunque el hispano Marco Rubio también es muy querido.

En Hispanidad ya hemos dicho que nos gusta Santorum, un político cristiano de verdad, pero aún nos gusta más que haya un electorado, el norteamericano, que valora algo más que la depresión económica.

¿Sería posible un Santorum en la católica España? No. Y esto da que pensar.

Eulogio López

[email protected]