Esquerra (5,9%) se convertiría en la segunda fuerza política y el PSC sería el gran perdedor: pasaría del 10,4% al 3,1% de los votos

De creer los resultados de la encuesta realizada por el Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat (CEO), presentados este miércoles, CIU sería el partido ganador en las elecciones catalanas que se celebrarán el día 25 de noviembre. Concretamente, lograría un 26,3% de los votos. ERC sería la segunda fuerza con el 5,9% de los sufragios (0,4% más que hace un año).

Según estos datos, Artur Mas lograría una "mayoría absoluta cómoda", tal y como ha señalado Jordi Argelaguet, director del CEO. El estudio también pone de manifiesto que un 34,6% de los votantes todavía está indeciso.

Uno de los datos más llamativos es el referido al PSC. Según la encuesta, sería el gran perdedor al pasar a ser la cuarta fuerza en intención directa de voto. Si hace un año estaban dispuestos a votarle un 10,4% de los encuestados, este año, tan sólo le votaría un 3,1%. Habría perdido un 70% de posibles votantes.

Otro gran damnificado sería el PP, que pasa del 6,5% de intención de voto hace un año al 2,8% actual. Por su parte, y como tercera fuerza política, quedaría ICV-EUiA, con el 3,4% de los votos (2,1 puntos menos que hace un año). C's crecería 0,5 puntos y lograría el 1,4% de los sufragios, y si bajaría 0,2 puntos, esto es, lograría el 1,3% de los votos. Finalmente, y siempre según el CEO, el 1,6% votaría en blanco, el 5,9% no votaría y el 12,4% no contesta.

Argelaguet ha señalado que el gran interrogante de estas elecciones, en las que prevé una gran participación, no va a ser quién gana los comicios, "sino quién es la segunda fuerza más votada".

En el estudio, redactado en catalán, se realizan diversas preguntas sobre el debate político en Cataluña. Un 74,1% está a favor y un 19,9% está en contra, mientras que un 6% no sabe o no contesta.

Mariano Tomás

[email protected]