• Salva la cuenta de resultados gracias a la liberación de provisiones, que se han reducido en 280,7 millones.
  • La entidad gana hasta septiembre 100 millones de euros, un 65,9% más. Pero es más solvente que rentable.
  • No funciona el margen entre créditos y depósitos, que sí mejoraría con más préstamos a empresas y familias.
  • Los ingresos por comisiones han aumentado un 7,2% (256,7 millones), pero gracias a la gestión de fondos de inversión.
  • La reducción en un 6,1% de los gastos de administración, evita una caída mayor del margen de explotación (16%).
  • Eso sí, tiene una de las tasas de morosidad más bajas del sector: un 5% frente a la medida del 13,01%.
Los resultados hasta el tercer trimestre de Kutxabank parecen un corta y pega de los del segundo trimestre, con algunas variantes y el mismo problema: el poco fuelle del negocio típico bancario. Tienen una novedad, sin embargo, al margen del balance: el presidente ha cambiado. Ya no es  Mario Fernández, sino Gregorio Villalabeitia (en la imagen), un banquero que va a tener menos poder que el anterior. La entidad, como probaron los test de estrés a la banca europea, es muy solvente, pero también -como muestran los resultados hasta septiembre-, muy poco rentable. Kutxabank ha obtenido un beneficio neto de 100 millones de euros, un 65,9% más, a pesar de una caída del 18% del margen de intereses, hasta 459,3 millones de euros. ¿Cómo es posible Fundamentalmente, por una razón: ha reducido un 28,3% (280,7 millones) la partida para provisiones. Y a eso se añade que la entidad vasca falla en el negocio típico bancario (margen entre créditos y depósitos), medido, además de en la caída del margen de intereses, en el deterioro del margen de clientes (-10,5%) y del margen de explotación (-16%). El comunicado emitido por Kutxabank con los resultados confirma lo dicho, aunque en el tono propio de un comunicado, al señalar que el grupo financiero mantiene su criterio de máxima prudencia al destinar 280,7 millones de euros a dotaciones" y al resaltar al efecto positivo que ha tenido sobre las comisiones el importante incremento de los volúmenes de fondos de inversión y planes de pensiones". Las comisiones, en efecto, suman 256,7 millones, tras aumentar un 7,2% y han compensado una caída mayor del margen de intereses, pero están en eso: en fondos de inversión y planes de pensiones, no en créditos. En operaciones fuera de balance. El banco sigue siendo muy 'segurola' en este aspecto, pero algún paso está dando cuando señala  que la concesión de nuevos préstamos hipotecarios ha crecido un 30,5% y un 30,8% la financiación a empresas", aunque no sabemos el punto de partida de esos aumentos. Y a eso se añaden otros dos aspectos a resaltar: los resultados por operaciones financieras (ROF), la famosa bicicleta financiera -el recurso, fácil y sin riesgo al BCE-, con el que ha ganado 146,9 millones (el 4,2% menos), que contiene en el 10,5% la caída del margen bruto y la reducción en un 6,1% en los gastos de administración. Con ese recorte se ha ahorrado 520,8 millones y reduce hasta el 16% la caída del margen de explotación. Lo dicho, Kutkabank es un banco muy solvente, que está conteniendo, como señala la entidad el saldo y la nueva entrada de activos dudosos" y, además, con una tasa de morosidad muy por debajo de la media del sector: un 5% frente al 13,01% del conjunto. Pero es también un banco poco rentable porque arriesga poco, y poco ayuda también a la economía productiva. Rafael Esparza [email protected]