Contemplen ustedes los dos cuadros adjuntos. Es verdad que el inolvidable Zapatero ha conseguido incrementar la deuda soberana española durante este su último año de mandato -muy gratificante, esto de que sea el último- pero hasta 2010 la deuda del Reino de España -en el imaginario financiero casi un bono basura- era del 61% del PIB.

La deuda alemana -espejo de la ortodoxia financiera-, se elevaba al 82% del PIB. Ciertamente, los alemanes han reducido su déficit pero los españoles, que no el Gobierno español, nos estamos quedando helados con la reducción y con dos diferencias fundamentales. Una: tenemos un paro del 21% frente al 8% alemán, entre otras cosas porque sólo jugamos a reducir déficit y no a crear empleo. Dos: tenemos unos salarios muy inferiores a los alemanes, aunque estos tienen una deuda muy superior a la nuestra.

Pero los mercados nos castigan a nosotros, no a ellos, y ellos, los alemanes, no hacen otra cosa que exigirnos que nos apretemos más el cinturón. Oiga, ¿Y por qué no se lo aprieta usted? Por ejemplo, reduciendo su deuda. ¿O es que el 60% de deuda sobre PIB como límite inadmisible no rige para Alemania?

No sólo eso, sino que el secretario de Finanzas alemán, Steffen Kampeter, se permite el lujo de venir a España para decirle a Mariano Rajoy, previsible futuro presidente, quién debe ser su ministro de Economía, para ser exactos, José Manuel González Páramo. ¿Se imaginan ustedes que el secretario de Estado de Economía español, don José Manuel Campa, se hiciera recibir en Berlín por Angela Merkel y le indicara cómo se debe construir Europa y quién debe sustituir el inefable Wolfgang Schauble?

Pues eso.

Los alemanes repiten que ya están cansados de pagar la construcción europea. Pues mire, señora Merkel, los españoles -y los italianos, y los griegos, y los irlandeses y los portugueses- estamos cansados de crear trabajo en Alemania, y destruirlo en España, a costa de comprar productos alemanes dentro del mercado común, desde hace dos décadas. El euro, insisto, no ha beneficiado a los pobres de la Eurozona, sino a los países ricos, especialmente a Alemania.

Eulogio López

[email protected]



Deuda Pública



España (dato más reciente dice que está en el 65%)



2010

641.802,00 €

61,00%

2009

561.319,00 €

53,30%

2008

433.611,00 €

39,80%

2007

380.661,00 €

36,10%

2006

389.507,00 €

39,60%

2005

391.083,00 €

43,00%

2004

388.701,00 €

46,20%

2003

381.591,00 €

48,70%

2002

383.170,00 €

52,50%

2001

377.806,00 €

55,50%

2000

373.506,00 €

59,30%

1999

361.556,00 €

62,30%

1998

345.953,00 €

64,10%

 Alemania



2010

2.061.794,70 €

83,20%

2009

1.760.752,60 €

73,50%

2008

1.644.138,20 €

66,30%

2007

1.578.813,80 €

64,90%

2006

1.571.666,70 €

67,60%

2005

1.524.394,00 €

68,00%

2004

1.453.782,80 €

65,80%

2003

1.383.543,20 €

63,90%

2002

1.295.279,40 €

60,40%

2001

1.243.112,60 €

58,80%

2000

1.232.223,70 €

59,70%

1999

1.225.272,10 €

60,90%

1998

1.185.448,60 €

60,30%



























Déficit Público

España

2010

-98.166,00 €

-9,30%

2009

-117.306,00 €

-11,10%

2008

-45.189,00 €

-4,20%

2007

20.066,00 €

1,90%

2006

19.847,00 €

2,00%

2005

8.759,00 €

1,00%

2004

-2.862,00 €

-0,30%

2003

-1.622,00 €

-0,20%

2002

-3.312,00 €

-0,50%

2001

-4.361,00 €

-0,60%

2000

-6.161,00 €

-1,00%

1999

-8.254,00 €

-1,40%

1998

-17.268,20 €

-3,20%

Alemania

2010

-105.860,00 €

-4,30%

2009

-72.910,00 €

-3,00%

2008

2.820,00 €

0,10%

2007

6.550,00 €

0,30%

2006

-36.830,00 €

-1,60%

2005

-73.950,00 €

-3,30%

2004

-83.520,00 €

-3,80%

2003

-87.220,00 €

-4,00%

2002

-78.320,00 €

-3,70%

2001

-59.610,00 €

-2,80%

2000

27.090,00 €

1,30%

1999

-29.300,00 €

-1,50%

1998

-42.431,50 €

-2,20%