• Incluso se han revisado los datos de 2010… a la baja: el PIB se contrajo un 0,3% y no un 0,1%.
  • Es llamativa, no sólo la corrección en sí misma, sino su cuantía.
  • Desde el INE se justifican las variaciones por la incorporación de nuevas fuentes estadísticas y por el efecto del cambio en la composición del PIB.
  • Y el organismo avisa: también se actualizarán los datos trimestrales de estos años.
  • Además del pitorreo que suponen estas correcciones, confirman el carácter exacto de la ciencia estadística: dice exactamente lo que uno quiere que diga.

Y menos mal que se han mantenido los datos de 2008 (0,9%) y 2009 (-3,7%) sobre el crecimiento de nuestra economía. Ya puestos, revisando, revisando, a lo mejor llegamos a la conclusión de que en realidad nunca cumplimos con los requisitos del euro… y tenemos que abandonar la moneda europea.

Bromas aparte, la corrección de los datos de crecimiento realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), ha sorprendido, y no sólo porque se ha conocido ahora, a finales de agosto, sino por su cuantía. Y es que tres décimas son muchas décimas cuando hablamos del Producto Interior Bruto (PIB).

Desde el organismo dirigido por Gregorio Izquierdo Llanes (en la imagen), se ha justificado la variación -y la de 2010- diciendo que los nuevos datos son fruto de la incorporación de nuevas fuentes estadísticas de índole estructural como, por ejemplo, la Encuesta Industrial Anual de Empresas, la Encuesta Anual de Servicios de Empresas o la Encuesta de Presupuestos Familiares, entre otras.

Además, argumentan desde el INE, se han tenido en cuenta los cambios en la composición del PIB, y la incorporación de datos definitivos en operaciones que se habían estimado con datos provisionales. Vale, aceptamos pulpo como animal de compañía,  pero ya puestos  podían haber avisado antes de estos cambios, tal y como hicieron con las nuevas normas de medición del IPC.

Y, claro, estas correcciones afectarán a todos los datos estadísticos trimestrales publicados con anterioridad. De hecho, desde el Instituto ya han advertido: también se actualizarán las series trimestrales de estos últimos años, que darán a conocer este martes 28 de agosto, coincidiendo con la publicación de la Contabilidad Nacional del segundo trimestre de 2012.

Todo esto es, sin duda, un pitorreo. A partir de ahora todos los datos de INE serán temporales, al menos hasta que se les ocurra cambiar las reglas del juego. En cualquier caso, se confirma que la ciencia estadística es una ciencia exacta: dice exactamente lo que uno quiere que diga.

Pablo Ferrer

[email protected]