• El neoyorquino es judío ortodoxo, no trabaja en sábado y asiste a la Congregación Beth Shalom.
  • Se le considera especialista en temas fiscales, en mecanismos presupuestarios y con amplios contactos en el mundo de los negocios globales.
  • Ha sido un asesor cercano de Obama desde 2010 y, antes, de Clinton.
El presidente Barack Obama ha nombrado a su actual jefe de Gabinete, Jacob Lew (ambos en la imagen), una figura importante tras bambalinas en los gobiernos de Bill Clinton y el propio Obama, como el 76º secretario del Tesoro de Estados Unidos. Lew es considerado un experto en temas fiscales.

Lew es un judío ortodoxo -nacido en Nueva York- que observa el sábado judío y asiste a la Congregación Beth Shalom. El caso es que las autoridades de Israel, especialmente el primer ministro, Benjamín Netanyahu, no están conformes con la política pro-Primavera Árabe llevada a cabo por Obama. De esa forma, el presidente pretende acercar posturas, también con los judíos afincados en Nueva York, que gozan de gran influencia.

A Lew se le considera también un especialista en los mecanismos presupuestarios que como un experto en mercados financieros con amplios contactos en el mundo de los negocios globales.

Lew, de 57 años, ha sido un asesor cercano de Obama desde 2010, cuando asumió como director de la Oficina de Gestión y Presupuesto, el mismo cargo que desempeñó durante el Gobierno de Bill Clinton. "Es muy difícil negociar con él", reconoció el ex senador republicano Judd Gregg. "Tiene sus posiciones y cede muy poco, aunque es una gran persona", añadió.

Andrés Velázquez
[email protected]