• El ministro de Hacienda añade, con tono trágico: "El Gobierno convoca a la sociedad española a un esfuerzo importante, crucial, por el bien de España y de Europa".
  • Mientras, Alemania y Finlandia votan hoy la aprobación del rescate bancario español.
  • España podrá destinar parte de los 100.000 millones del rescate bancario a comprar deuda.
  • Los primeros interesados en que el euro siga adelante son los alemanes.
  • Y los finlandeses, en un alarde de generosidad, han sido los únicos en exigir un aval al Gobierno de España.
El pleno del Congreso debate, cuando se escriben estas líneas, convalidar los decretos que recogen el plan de ajuste aprobado el pasado viernes por el Gobierno. Recordemos: subida del IVA generalizada, bajada en la prestación por desempleo y supresión de la paga extra de Navidad a los funcionarios, entre otras.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro (en la imagen), ha reconocido que, "con razón", las medidas antidéficit aprobadas el viernes en Consejo de Ministros se ven como medidas de "ajuste" y ha asegurado que "ni son caprichosas ni improvisadas", sino que se trata de "esfuerzos y sacrificios" que "hay que hacer" y que "conviene hacer". Y ha insistido en la misma idea: "No hay dinero en las arcas públicas para pagar servicios públicos (...). Este Gobierno está actuando por necesidad. La necesidad es la que marca el camino y es la que está haciendo que parte de nuestras ideas queden a la orilla del camino". España debe "renunciar a lo que no es financiable", ha añadido.

Entrando en algunas medidas concretas, Montoro ha asegurado que lo que hace el Gobierno en relación con la Función Pública es pedir a los funcionarios que trabajen más tiempo. "Eso es lo que hace el Gobierno con este conjunto de medidas y debemos rechazar el argumento de que por trabajar más tiempo el servicio público se deteriora". También ha negado que la eliminación de la paga extra de Navidad  suponga una rebaja salarial a los funcionarios, ya que no se toca la masa salarial, como sí hizo el Gobierno socialista cuando les recortó el sueldo una media del 5% de manera lineal.

Montoro también ha dicho hoy en el Congreso que "el Gobierno convoca a la sociedad española a un esfuerzo importante, crucial, por el bien de España y de Europa" y ha añadido que aunque el país está corriendo riesgos, correría muchos más si no se adoptaran medidas como la citada subida del IVA, la supresión de la paga extra de Navidad a los empleados públicos o el recorte de las prestaciones por desempleo.

Riesgos -añadimos- como que España tenga que ser rescatada de manera global y no solo su banca. Porque -como hemos señalado este jueves- la prima de riesgo se mantiene en niveles insostenibles ya desde hace mucho tiempo y hoy llegaba al 7,02% de rentabilidad.

Y hablando de rescate, pero del bancario, hoy el Bundestag, la cámara baja alemana, debate aprobar o no la participación de su país en el rescate a la banca española con hasta 100.000 millones de euros en una sesión extraordinaria (cuando se escriben estas líneas la sesión no ha dado comienzo). Hay que decir que los primeros interesados en que el euro siga adelante son los alemanes, que nos colocan sus productos más fácilmente gracias a la moneda única. Y aunque este rescate sea a la banca español -no al Estado- al final el Estado español será el avalista. Y todo está interrelacionado.

Por eso, las palabras de ayer de la canciller alemana, Angela Merkel, reconociendo que aunque se siente optimista sobre el futuro de la zona del euro, no está en condiciones de "garantizar" el éxito de la unión monetaria, son puro cinismo. Merkel lo que está haciendo es populismo, pues sabe que existen corrientes nacionalistas en Alemania que abogan por la vuelta al marco. Y hay elecciones en Alemania en 2013. ¿Se están preparando en Alemania para una UE sin euro? Todo apunta a que sí...

No obstante, según informa hoy Efe, el Gobierno podrá usar parte de los fondos asignados para el programa de recapitalización de la banca para rebajar la presión en el mercado de la deuda, según se desprende de la documentación que ha sido presentada al Parlamento Alemán, el Bundestag, para su aprobación. Para ello, necesitará la autorización del Eurogrupo, que podría imponer nuevas condiciones a cambio de la ayuda. Veremos en qué queda eso...

Y también en Finlandia se celebra hoy (a esta hora no sabemos su resultado) una sesión extraordinaria para aprobar el rescate de 100.000 millones de euros a la banca española. Eso sí: después de que el Gobierno español aprobase una garantía de 770 millones de euros (769,92 millones en concreto) a Finlandia a cambio de su participación en la ayuda conjunta de los socios europeos al saneamiento de la banca española, según el acuerdo alcanzado entre ambos países. Los finlandeses son tan solidarios que hasta han interrumpido sus vacaciones de verano por primera vez en 50 años para votar lo de los bancos españoles...

Andrés Velázquez
[email protected]