• También denuncia que la Comunidad de Madrid pretende quitar el concierto a la FP de grado superior.
  • Añade que la LOMCE es una ley "insuficiente" y "que se nos queda corta en muchos aspectos".
  • También se opone a los recortes en educación: "Lo que hace falta es gestionar mejor la educación y los recursos actuales".
  • Respeta el derecho a la huelga de la Plataforma Estatal por la Escuela Pública pero no la comparte porque "pretende que se perpetúe una ley (la LOE) que es mala y que no nos saca de la mediocridad ni de los últimos puestos".
  • Precisamente este miércoles CONCAPA ha pedido una "escuela transparente" para mejorar la calidad educativa.
La Plataforma Estatal por la Escuela Pública -formada por CC.OO, UGT, CGT, Stem, Sindicato de Estudiantes, CEAPA y Movimiento por la renovación pedagógica- ha convocado una huelga general en la educación para el próximo 9 de mayo, para pedir la retirada del proyecto de Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOMCE) y en contra de los recortes.

El presidente de CONCAPA (Confederación Católica de Padres de Familia y Padres de Alumnos), Luis Carbonell (en la imagen), en declaraciones a Hispanidad, ha dejado claro también su "descontento" con el proyecto de Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOMCE), una ley "insuficiente" y "que se nos queda corta en muchos aspectos, puesto que la educación española requiere una serie de cambios que no están recogidos en dicho proyecto". No obstante, afirma que la reforma que propone el Gobierno del PP es "muy superior a la LOE que existe y que es un auténtico desastre", al igual que las demás leyes socialistas que "han llevado a este país a los últimos puestos de Europa en educación".

Carbonell también se opone a los recortes en educación, al igual que los convocantes: "Lo más fácil es recortar, lo que hace falta es gestionar mejor la educación y los recursos actuales".

Dicho todo eso, según Carbonell, y respetando el derecho de huelga, CONCAPA no la secunda porque "la huelga no es la solución" y menos convocada en un día lectivo como el jueves 9 de mayo, porque la enseñanza española "no puede permitirse la pérdida de más clases" porque al final los perjudicados son "las familias y los alumnos". La solución, a su juicio, es "una ley nueva" y no "una huelga que pretende que se perpetúe una ley que es mala y que no nos saca de la mediocridad ni de los últimos puestos".

Precisamente este miércoles CONCAPA -que representa a tres millones de familias- ha llamado la atención sobre el hecho de que, aunque la escolarización en España comienza a los tres años -y en Finlandia a los 7- "nuestros alumnos obtienen peores resultados, por lo que resulta imprescindible acometer una modificación de las etapas de Infantil y Primaria y disponer de un profesorado muy cualificado -tanto en contenidos como en destrezas pedagógicas- para evitar el descalabro que acontece en Secundaria, donde el fracaso y el abandono escolar puede alcanzar cuotas muy elevadas. Lamentablemente hasta ahora la LOMCE no recoge cambios significativos en estas etapas".

Igualmente, la Confederación Católica de Padres también se opone y denuncia la política educativa que están siguiendo algunas CCAA donde gobierna el PP, como Madrid, comunidad esta última donde la consejería de Educación pretende quitar el concierto a la FP de grado superior, según ha explicado Luis Carbonell a Hispanidad: "Si Madrid empieza a quitar el concierto en la FP de grado superior, mañana me lo quitarán en infantil y pasado no sé dónde", afirma Carbonell. Asimismo, Emilio Díaz, secretario regional de Escuelas Católicas de Madrid -institución que agrupa a las entidades FERE-CECA MADRID y EyG MADRID-, también lo manifestó recientemente en un tweet: "Enorme preocupación y decepción tras la reunión con el Dtor Gral de Becas y Ayudas para hablar de convenios de FP. Desmantelamiento de FPGS".

Asimismo, CONCAPA exige a todas las CCAA que hagan públicos los resultados de la oposición al Cuerpo de Maestros -tal como ha hecho recientemente la Consejería de Educación de la CAM- porque las familias "tenemos derecho a conocer el nivel de formación de los profesores de nuestros hijos. Consideramos que es necesario acabar con la opacidad que  envuelve desde hace muchos años a la escuela y que hace imposible la transparencia necesaria para poder ejercitar adecuadamente la libertad de enseñanza y, consiguientemente, de elección de centro".

Igualmente, reclama "un cambio profundo en las pruebas de acceso a la profesión de maestro y una carrera docente que estimule posteriormente al profesorado durante toda su vida profesional". Por ello, viene solicitando de forma reiterada que se exija al nuevo profesorado un alto nivel de inglés y del uso de nuevas tecnologías, además de unas adecuadas competencias sociales, que suelen estar presentes cuando existe vocación por la docencia.

Y también reitera la petición de que, a final de curso, la dirección del centro "rinda cuentas pedagógicas y económicas a las familias y presente el proyecto de mejora para el próximo curso. Es preciso conocer los problemas si queremos solucionarlos, por ello las pruebas de evaluación servirán también para evaluar a nuestros docentes".

José Ángel Gutiérrez

[email protected]