Y los dos grandes grupos editoriales, PRISA y UNEDISA, callan cualquier crítica contra el presidente del Real Madrid.

-Un fichaje carísimo, que coincide con los requerimientos del consejo Superior de Deportes para que el fútbol también introduzca recortes.

Cuando a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, se le acusa de fichar galácticos a precios multimillonarios siempre responde que son los precios que impone el mercado: recordemos los fichajes de Ronaldo o Kaká. Ahora resulta que el Atlético de Madrid ficha al delantero de la Selección española de fútbol, campeona del mundo, por cinco millones -lo que 'marca' el mercado-, mientras el Real Madrid emplea 38 millones -o 32, me es igual- en fichar a un centrocampista desconocido en el fútbol internacional. Ilarramendi. ¡Qué analista del mercado futbolístico más raro es este Florentino…!

Y el oneroso fichaje se produce al tiempo que el Consejo Superior de Deportes impone un plan de saneamiento a los derrochones clubes españoles. Entre otras cosas, porque el ministro de hacienda, Cristóbal Montoro, amenazaba con intervenir esta sociedades por su atávica deuda con Hacienda y por sus fraudes al fisco, más o menos consentidos, a costa de su peculiaridad jurídica.

Pero miren por dónde, es uno de los personajes con el que no se atreven ninguno de los dos grandes grupos editoriales españoles: ni El País ni El Mundo arremeten contra el Presidente del Real Madrid. Y resulta que es Pérez, no Mouriño, quien ha destrozado el madridismo, convirtiendo al Real Madrid en una empresa que, si no cotiza en Bolsa, es porque Florentino quiere mantenerse en el cargo el mayor tiempo posible.

Andrés Velázquez
[email protected]