Eleva el impacto del cierre por encima de los 3.000 millones de euros

 

E.ON ya había cifrado el impacto del cierre de las nucleares en 1.000 millones de euros. Ahora, los resultados de Vattenfall, compañía que cuenta con participación en las nucleares alemanas, da resultados y no estimaciones. El grupo sueco señala que perdió 1.122 millones de euros en la primera mitad de 2011.

La eléctrica alemana ha rehecho sus estimaciones y considera que el impacto del cierre nuclear se eleva a 3.026 millones de euros.

Por su parte, la otra gran eléctrica alemana afectada por el cierre nuclear, RWE, estima que el impacto de esta decisión se situará el 758 millones de euros.

Mariano Tomás

[email protected]