• La morosidad sube en mayo hasta el 11,21%, con 170.225 millones en mayo de 2013.
  • En un año, los créditos morosos crecieron un 9,13%, desde los 155.971 millones de mayo de 2012 a esos 170.225 millones de mayo de 2013.
  • Al cierre de mayo, la cartera crediticia conjunta de todas las entidades sumaba 1,519 billones de euros.
Los bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito que operan en España han registrado en mayo una morosidad del 11,21%, cuatro décimas más que la registrada el mes anterior y el porcentaje más alto desde que se registran estos datos, con un volumen de 170.225 millones de euros en créditos dudosos, según los datos provisionales publicados hoy por el Banco de España. No obstante, al cierre del mes de mayo, la cartera crediticia conjunta de todas las entidades sumaba 1,519 billones de euros, ligeramente inferior a los 1,536 billones que había el mes anterior.

Además, en el último año, los créditos morosos del conjunto del sistema crecieron un 9,13%, al pasar de los 155.971 millones que había en mayo de 2012 a los 170.225 millones de mayo de 2013. Así, la cifra se mantiene cerca de los niveles previos al rescate bancario.

La mora registró descensos en diciembre de 2012 y febrero de este año por los efectos contables del traspaso de activos a la Sociedad gestora de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb), primero por parte de las nacionalizadas (Bankia, Novagalicia Banco y Catalunya Banc) y después por las del grupo 2, dentro del que figuran Banco Ceiss, Caja 3, Liberbank y BMN. Por tanto, la morosidad de mayo es la más alta desde la creación de Sareb.

Con todos estos datos, si la morosidad bancaria ha vuelto a batir un récord, cabe preguntarse: ¿nos acercamos a la segunda crisis bancaria, la no inmobiliaria

Andrés Velázquez

[email protected]