• Nueva Democracia (29,8%) se impone a los radicales de izquierdas del SYRIZA (26,79%), contrarios a la permanencia del país en el euro.
  • Pero tendrá que negociar con los socialistas del PASOK (12,4%), que tras conocer los resultados han comenzado a poner condiciones.
  • Con todo esto, la rentabilidad del bono español a 10 años se sitúa en niveles insostenibles y supera el 7,1%.
  • Y la prima de riesgo continúa batiendo récords y se sitúa por encima de los 575 puntos básicos.

Había gran expectación en Europa ante las elecciones griegas. Un resultado favorable a los partidos griegos partidarios de salir del euro habría hecho estallar una crisis sin precedentes en la UE, según algunos analistas. Aunque otros apuntan a que les daba igual: que ya está bien de los griegos y que si se quieren ir del euro, que se marchen.

Pues bien: el resultado ha deparado que se impusiese 'Nueva Democracia', la formación conservadora partidaria de la permanencia de Grecia en el euro, con el 29,8% de los votos, con los que, gracias al bonus de 50 diputados adicionales que concede la ley electoral griega al partido más votado, contará con 129 de los 300 escaños que conforman la Cámara Baja. El segundo lugar fue para la coalición de izquierdas SYRIZA, contraria a las medidas de austeridad impuestas por la Comisión Europea a cambio del rescate financiero del país, que logró el 26,8% de los votos y que contará con 71 diputados. En tercer lugar han quedado los socialistas del PASOK, con el 12,% de los votos y 33 diputados, y que podrían reeditar junto a Nueva Democracia el Gobierno que votó a favor del rescate financiero del país.

El resto del Parlamento lo completan los conservadores de la formación Griegos Independientes con 20 diputados (7,5% votos), los neonazis de Amanecer Dorado con 18 (6,9% votos), Izquierda Democrática con 17 (6,2% votos) y el Partido Comunista con 12 (4,5% votos). Así que ni lo de los nazis ni lo de los comunistas ha sido para tanto, afortunadamente para los griegos, claro...

Los analistas interpretan ahora que los griegos votaron ayer inmersos en el miedo a una posible salida del euro, por lo que finalmente decidieron apoyar a las formaciones que más garantías les ofrecían de permanecer en la unión monetaria. De hecho, así lo ve Antonis Samarás, líder de Nueva Democracia (en la imagen), tras conocer el resultado electoral: "La mayoría de los griegos ha decidido permanecer en el euro. Esta es una victoria para toda Europa. Hago un llamamiento a los partidos que tienen el mismo objetivo, el de que Grecia siga en Europa, a unirse para formar un Gobierno sólido, de salvación nacional".

Si hacemos caso a las declaraciones del líder del PASOK, Evángelos Venizelos -que dijo que los socialistas están dispuestos a negociar un Gobierno de "unidad nacional"- se va a imponer en Grecia la apuesta por el euro. Eso sí: que se vayan preparando los griegos para las medidas que les van a seguir exigiendo desde la troika.

Por cierto: para España, en teoría, el resultado electoral iba a tranquilizar a los mercados y la presión sobre la prima de riesgo española se iba a aminorar. Pues nada de nada: cuando se escriben estas líneas, la prima de riesgo española sigue batiendo récords: tocaba los 575 puntos básicos, con la rentabilidad por encima del 7,1%.

A su llegada a Los Cabos (México), donde va a participar en la reunión del G20, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha valorado los resultados de las legislativas griegas como una "muy buena noticia para Grecia, para la UE, el euro y España". Pero ya se le han acabado las excusas, al ejecutivo español, de la incertidumbre en Grecia. ¿Habrá que empezar a dar por buena la teoría de que los anglosajones están interesados en la caída del euro para que el dólar siga siendo la única moneda de referencia?

José Ángel Gutiérrez

[email protected]