• Este miércoles han sido detenidos cinco tunecinos en Barcelona por enaltecer el terrorismo islamista.
  • Varios de los miembros de este grupo se habían radicalizado todavía más.
  • El Gobierno teme la actuación de 'lobos solitarios' -como los que atentaron en Boston, Londres o París recientemente- o grupos organizados yihadistas en España.
Este miércoles han sido detenidos en Barcelona cinco tunecinos yihadistas. Puede calificárseles de yihadistas porque se dedicaban a divulgar material multimedia con contenido yihadista a través de redes sociales, según ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado. El delito que se les achaca, por tanto, es el de enaltecimiento del terrorismo.

El material divulgado -entre vídeos, fotografías y textos-  consistía en discursos de líderes yihadistas como Osama bin Laden o Abu Musab al Zarqawi, vídeos sobre atentados, explicaciones sobre la confección de explosivos, ejercicios de entrenamiento de muyahidines, fusilamientos y ejecuciones sumarias.

Además, realizaban comentarios sobre estos contenidos en los que enaltecían tanto las acciones terroristas como a sus autores. Muchas de estas imágenes han sido extraídas y contienen enlaces que dirigen de forma directa o indirecta a páginas web consideradas yihadistas y vinculadas o muy próximas a la organización terrorista internacional Al Qaeda.

También durante la investigación, se ha podido constatar que varios de los miembros de este grupo han ido sufriendo un fuerte proceso de autorradicalización que les ha llevado a abrazar plenamente las tesis del salafismo yihadista, una actitud que se había reforzado en el último mes a raíz de un viaje realizado por uno de ellos a Túnez.

Hace muy bien el Gobierno extremando la precaución contra los yihadistas en España porque, como se sabe, este país es objetivo esencial del terrorismo fundamentalista islámico. Además, el Gobierno teme la actuación de lobos solitarios -como los que atentaron en Boston, Londres o París recientemente- o no tan solitarios. Todos recordamos el dolor causado el 11 de marzo de 2004 en Madrid por el yihadismo.

De hecho, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz (en la imagen), ha asegurado que la operación policial desarrollada en Barcelona forma parte de la actuación que se está llevando a cabo para "neutralizar" la "preocupación" que para los gobiernos europeos supone en estos momentos la amenaza del terrorismo yihadista, la actuación de los llamados 'lobos' solitarios y también la de los retornados.

Por retornados se entiende -ha explicado el ministro- la de aquellas personas que se han ido a combatir a zonas de conflicto como Siria, El Sahel, Yemen o Somalia, países donde han sido adiestrados en los campos de entrenamiento y que, al volver, constituyen "una potencial amenaza terrorista".

Andrés Velázquez
[email protected]