• En estos años se está produciendo una caída del consumo eléctrico, ya que el de 2012 se situó en niveles a la altura de los del 2004.
  • "La energía eléctrica está condenada a no ser barata", ha afirmado el presidente de la patronal de las grandes eléctricas.
  • Además lamenta el daño que le ha causado el Gobierno al acusarles de manipulación en la subasta.
  • "La demonización de las eléctricas es un error" pues solo representan el 10% en la subasta que fija el precio de la luz.
  • Soria reconoce que se hizo mal la subasta y llevará una propuesta sobre el modelo para determinar el precio de la luz de 2014 al Consejo de Ministros de este viernes.
  • El ministro de Industria pretende que esta no perjudique la reforma aprobada del sector.

El presidente de la Asociación Española de la Industria Eléctrica (UNESA), Eduardo Montes (en la imagen), ha abordado el tema del sistema eléctrico, que en su opinión es "un gran desconocido" y la polémica surgida por la invalidación de la última subasta, que fijó una subida del precio de la luz del 11%, en un desayuno informativo organizado este lunes por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE).

"El procedimiento de la subasta no ha sido diferente al de otras veces, pero ha salido un precio muy alto" ha afirmado el presidente de la patronal de las grandes eléctricas. Recordemos que éste se sitúo en 61,8 euros por megavatio/hora (MWh). "A las cinco compañías de UNESA no les interesa un precio de esta categoría", ha añadido. Una subida que, en opinión de Montes, puede deberse a varios factores: el aumento de la demanda por el frío, la falta de viento y, por tanto, de energía eólica, las tres centrales nucleares que tenían parada su producción por estar revisándose, la subida del precio del gas e incluso la incertidumbre que despierta la reforma del sector.

El alto precio de la luz no se corresponde con el consumo eléctrico, que lleva años en caída. En el 2012 se situó en niveles parecidos a los del año 2004 y Montes ha anunciado que en 2013 seguirá en caída, que "se espera que sea del 2 y pico por ciento".

"La energía eléctrica está condenada a no ser barata", ha asegurado Montes, que no está de acuerdo con el planteamiento de la reforma del ministro de Industria, José Manuel Soria. Ya que ésta, en su opinión, "no recoge la liberalización del mercado", los costes que no son propios del sistema eléctrico se podían llevar a otra parte y no se conoce la letra de la ley en relación a la valorización de activos.

Montes está muy dolido y afirma que la acusación por parte del Gobierno de haber ejercido manipulación en la subasta "ha causado un perjuicio grandísimo a las cinco compañías", y critica que no se mencione que estas grandes empresas invierten 2.000 millones de euros y generan 150.000 empleos. "La demonización de las eléctricas es un error" añade, pues la subasta que fija el precio de la luz "es una subasta con muchos participantes y las compañías de UNESA, con el 10%, no parece fácil la manipulación", puntualiza. "La gente tiende a pensar que estamos detrás" ha comentado Montes en relación a la subida de la luz, "porque salimos en el membrete del recibo".

El presidente de la patronal de las grandes eléctricas no duda de la independencia de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que no ha validado la última subasta y realizó un informe al respecto. Eduardo Montes espera que el Gobierno difunda este informe lo antes posible y que actúe con la "máxima transparencia".

El presidente de UNESA considera que el Ejecutivo "tiene que arbitrar un medio para que el mercado tenga un precio a partir del 1 de enero", "sin que destroce la libertad de mercado". Como si hubiera oído a Montes, Soria ha anunciado este lunes en una entrevista a la Cadena Ser, que llevará una propuesta sobre el modelo para determinar el precio de la luz de 2014 al Consejo de Ministros del próximo viernes. También ha reconocido que la última subasta se hizo mal, ya que en ella se dieron "circunstancias  atípicas" y se detectaron "indicios de manipulación". El ministro de Industria pretende que esta propuesta no perjudique la reforma aprobada del sector eléctrico.

En relación al déficit de tarifa, es decir, la diferencia entre los ingresos y los costes regulados, Montes ha recordado que el Tribunal Supremo dio la razón a las eléctricas, ya que ratificó que el déficit de tarifa debía estar en su balance. En 2012 este déficit se situó en 6.000 millones de euros, pues los ingresos fueron de 15.000 millones y los costes sumaron 21.000 millones de euros. Y hay que remontarse ni más ni menos que hasta el año 2004 para no hablar de déficit. En los diez primeros meses de 2013 el déficit de tarifa ronda los 4.500 millones de euros, según la CNMC.

Cristina Martín

[email protected]