No se engañen, en el siglo XXI todo pasa por el aborto, es decir, por el derecho a la vida. Es la madre de todas las batallas. Si quieren ustedes saber cómo es una persona o una institución no tienen más que preguntarse si defiende la vida. El resto de su pensamiento viene por añadidura.

Por tanto, la defensa de la vida ¿es una cuestión religiosa, que sólo defienden los católicos Pues ya se imaginan lo que voy a responder: no, como tal derecho,excede el campo religioso. Pero les aseguro que también podría responder sí. Es cierto que no todos los provida son cristianos: sólo el 99%. Es cierto que el aborto es una cuestión natural no sobrenatural, como el derecho a la libertad o a la propiedad. Sí, pero al final, ya saben lo de Chesterton: o lo natural acaba elevándose a lo sobrenatural o acaba despeñándose por lo antinatural. Y les aseguro que Chesterton era un tipo de lo más laico y más amigo de redacciones que de sacristías.

Las manifestación del domingo 23 es un buen recordatorio de la necesidad de defender la vida. A mí me hubiera gustado que fuera acompañado por una Eucaristía pública, en defensa del no nacido. Oiga, la familia tampoco es una cuestión religiosa. Sin embargo, en varias ciudades españolas -lo inició el obispo Rouco Valera, en Madrid- se celebra una Eucaristía en la muy religiosa conmemoración de la Sagrada Familia. Entonces, ¿por qué no una Eucaristía en la Fiesta de la Anunciación, o Día del niño por nacer, esto es, el 25 de marzo

Este año 2014 ya no es posible, pero sería bueno planificarlo para 2015.

La manifestación por un lado, la Eucaristía, por el suyo. Además, resulta melindrosa la actitud del Foro de la Familia, que lidera Benigno Blanco, cuando asegura que algunos de los convocantes de la manifestación del domingo no quieren una Eucaristía por su condición de aconfesionales. Me sorprende mucho. A fin de cuentas, todos sabemos que la clave de la organización de la Eucaristía de las familias, al menos en Madrid, ha sido… el Foro de la Familia.

Eulogio López

[email protected]