• En una homilía, Dieudonné Nzapalainga denunció que "se tortura y mata a los centroafricanos como si fueran moscas" y "se viola a nuestras hermanas y a nuestras madres".
  • "No puedo callar cuando se expolia a los inocentes, cuando el fruto de una justa labor y el mérito de toda una vida se destruyen y se echan por tierra como si fueran un castillo de naipes", añadió el arzobispo, ante la situación que vive su país, por la violencia de la coalición de rebeldes yihadistas Seleka.
Como ya hemos informado, en la República Centroafricana continúa la violencia contra los cristianos por parte de la coalición de rebeldes yihadistas Seleka y contra la población en general.

El Arzobispo de Bangui, Dieudonné Nzapalainga, ha pronunciado palabras muy claras sobre la situación en su país, en su homilía del pasado domingo 21 de julio, en la catedral de Notre Dame de Bangui, recogida por Ayuda a la Iglesia necesitada (AIN).

Literalmente dijo: "No puedo callar cuando los hijos de este país son víctimas de la más horrible barbarie. No puedo callar cuando se tortura y mata a los centroafricanos como si fueran moscas. No puedo callar cuando se viola a nuestras hermanas y a nuestras madres. No puedo callar cuando se pisotea la dignidad del centroafricano, cuando se expolia a los inocentes, cuando el fruto de una justa labor y el mérito de toda una vida se destruyen y se echan por tierra como si fueran un castillo de naipes. No puedo callar cuando se consagra la impunidad y se impone la dictadura de las armas".

Al mismo tiempo perdonó a aquellos que en él "ven a un opositor político" o que le "atribuyen equivocadamente ambiciones políticas o de poder". Y dijo: "Soy un pastor, no un opositor político. Me atrevo a esperar que los unos y los otros oigan a través de mi voz el grito del sufrimiento del pueblo centroafricano".

La Santa Misa se celebró con ocasión del primer aniversario de su ordenación episcopal. Con otros 33 arzobispos de todo el mundo, el Arzobispo Dieudonné Nzapalainga recibió el palio, del Papa Francisco, el 26 de junio de este año. El domingo pasado, en la capital de la República Centroafricana, se celebró la "acción de la gracia". Al mismo tiempo, en otros muchos países se celebraron servicios religiosos por la paz en la República Centroafricana. Esta Jornada internacional de oración fue iniciada por la orden carmelita en Italia, que tiene cinco misiones en la República Centroafricana.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]